Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Denuncian amenazas contra defensores de derechos humanos en Cauca

En Miranda cuatro defensores fueron amenazados de muerte por presuntos grupos paramilitares, mientras que en San Sebastián un líder abandonó su casa por intimidaciones.

Denuncian amenazas contra defensores de derechos humanos en Cauca. Foto: La Wcon Julio Sánchez Cristo

Organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos denunciaron amenazas de muerte contra cuatro defensores de derechos humanos en la vereda Caraqueño, zona rural del municipio de Miranda, al norte del Cauca.

Según las denuncias, desde una línea telefónica llegó un mensaje de texto intimidatorio, a los teléfonos celulares de Diego Alejandro Fernández, Olmedo Yunda, Henry Jesús Gómez, John Evert Alzate y Lucía Inés Lúligo.

En el escrito, firmado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, les indican que los declaran objetivo militar, que conocen sus lugares de residencia y que “ajustarán cuentas” por problemáticos.

Según las organizaciones, las familias campesinas amenazadas, desde el año 2010, ejercen posesión de buena fe en una parcela denominada La Balastrera, predio que estuvo abandonado durante más de 8 años y que era ocupado por la Fuerza Pública.

Las organizaciones sociales pidieron que se investiguen las intimidaciones, para evitar hechos violentos en contra de estas personas.

Líder amenazado en San Sebastián

Por otra parte, se informó que en la vereda La Esperanza, municipio de San Sebastián, cuando el líder social y defensor de derechos humanos, Hernando Santiago, salía de una reunión sobre un proyecto productivo impulsado por la Fundación Fundequina, encontró un panfleto en su vivienda.

En el escrito, firmado supuestamente por el Eln, le advierten que su madre y sus hijos están en la mira, por lo que le piden “retirarse”.

De acuerdo a las organizaciones de derechos humanos, el ciudadano abandonó su vivienda con el objetivo de proteger su vida y la de su familia, y se alertó la presencia de personas extrañas en las inmediaciones de la residencia.