Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Piden a la Contraloría control excepcional sobre tres contratos en Cantagallo, Bolívar

Los contratos fueron adjudicados por la exalcaldesa Yaneth Cortés Díaz al contratista Rafael Bejarano Gualdrón por más de $30 mil millones. Algunas de las obras siguen inconclusas.

Cantagallo, Bolívar. Foto: Cortesía

Desde el 6 de mayo fue presentado ante la Contraloría General de la República una solicitud de control excepcional sobre la contratación ejecutada en el municipio de Cantagallo, Bolívar por la exalcaldesa Yaneth Cortés Díaz y por la actual mandataria Herlides Arango, por presunto detrimento patrimonial.

La petición, presentada por Juan Carlos Calderón España, de la veeduría nacional Recursos Sagrados, es para que se revisen puntualmente tres convenios que fueron adjudicados por la ex alcaldesa Cortés Diaz al contratista Rafael Bejarano Gualdrón, por más de $30 mil millones, financiados con recursos de regalías y que, pese a que debieron quedar listos desde hace más de 2 años, a la fecha no han sido concluidos.

El primer convenio que se cita en la solicitud de control excepcional es el realizado entre la alcaldía y Bejarano Gualdrón para la construcción de la planta de tratamiento de agua potable, por un monto de $10 mil millones que, según detalla el documento, no han sido entregadas ni liquidadas.

“El 95% de la obra ya se pagó y cada día los habitantes del municipio padecen los cortes del suministro del precioso líquido. Existe actualmente una demanda por este convenio ante la Fiscalía y otra queja en la Procuraduría Provincial de Barrancabermeja. La Contraloría (Gerencia del departamento de Bolívar) entre sus hallazgos encontró que las obras no se habían ejecutado”, precisa la petición de control.

El segundo contrato al que hace referencia la petición también fue entregado al mismo contratista por un monto de $12 mil millones, de regalías, y fue para la construcción del alcantarillado del pueblo.  “Una obra de 12 meses de ingeniería de esa magnitud, la ex alcaldesa Cortés lo redujo a 2 meses. ¿Por qué evitó comprometer vigencias futuras? En enero de 2016 se inicia la obra hasta junio de 2016, estamos en mayo de 2019 y la obra aún no se termina”, denuncia el veedor en su documento.

Y la tercera obra que le fue entregada a Bejarano fue para la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales, cuyos giros de dineros para ser cancelada se encuentran suspendidos por del Departamento Nacional de Planeación, debido a presuntas irregularidades. “No se cumplió el tiempo de ejecución y en mayo de 2019 la obra aún no se ha entregado y registra serios retrasos”, indica Calderón España.  

Las presuntas irregularidades que se habrían presentado en esas contrataciones también serán presentadas ante la Fiscalía General de la Nación.

Presentación previa del documento adjunto: