Escuche ahora

W Fin de Semana

Con Juan Pablo Calvás


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Policía advierte que robos en colegios rurales se está presentado en varias regiones

Los hechos delictivos en el área metropolitana de Tunja se han presentado en Soracá, Siachoque y Ventaquemada.

En Ventaquemada los ladrones se llevaron 7 computadores y la alimentación de los estudiantes. Foto: W

Según las autoridades las investigaciones avanzan no solo en Boyacá sino en Cundinamarca por el hurto de siete computadores y alimentos del programa PAE que se presentó en la madrugada del pasado nueve de abril en la Institución Educativa Técnica Puente Piedras en San José  de Gacal, zona rural de Ventaquemada en Boyacá.  

El comandante operativo de la Policía Metropolitana de Tunja, teniente coronel, Juan Carlos Hernández Piñeros, sostuvo que las investigaciones las está adelantando Policía Judicial en conjunto con las autoridades de Cundinamarca y Boyacá.  

Según el teniente coronel Hernández ya hay una identificación e individualización de las personas que cometieron el hecho delictivo en zona rural del municipio de Ventaquemada.

“Es un problema que se está presentando de manera regional y que están siendo planeados y articulados desde diferentes departamentos”, dijo el alto oficial.

Con respecto de robos a los colegios rurales en el área metropolitana se han presentado en los municipios de Soracá, Siachoque y Ventaquemada.

Es de precisar que en el último colegio los ladrones doblaron las rejas del restaurante y hurtaron el pollo, arroz, la carne, frutas, la alimentación de los niños para estos días", explicó. 

De la sala de informática los ladrones se llevaron 7 computadores portatiles, un computador de mesa y una CPU.

Días antes del asalto la comunidad observó una persona en un carro preguntando por la cantidad de niños que estudiaban en el colegio. 

Durante el robo los asaltantes quitaron el fluido eléctrico a las 11 de la noche y además observaron a un hombre cerca del colegio dondeestudian 35 niños

"Aquí la Policía no se ve muy seguido, precisamente porque es un lugar muy seguro. La gente es muy unida y pendiente el uno del otro. No entendemos como ocurrió esto", dijo una de las docentes del colegio.