Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Presidente del Concejo de Tunja se ausentó 3 meses y llegó exigiendo indemnización

Así lo denunciaron concejales del municipio de Tunja.

Presidente del Concejo de Tunja se ausentó 3 meses y llegó exigiendo millonaria indemnización. Foto: La Wcon Julio Sánchez Cristo

Luego que el actual presidente del Concejo de Tunja, Héctor Sánchez, fuera suspendido por tres meses por su colectividad (Alianza Verde), el funcionario decidió demandar al concejo municipal y las mesas directivas anterior y actual porque, según él, no le pagaron ese periodo.  

La historia se remonta en diciembre de 2017, llega una resolución del partido Alianza Verde donde determina que el concejal Héctor Sánchez Abril, debía ser suspendido con voz y voto en el Concejo de Tunja en virtud a unos compromisos que se realizaron en el seno del partido, y que Sánchez no cumplió. 

“Ellos (Alianza Verde) aducen que como quiera que se efectuó una reunión de bancada se determinó que uno de los compañeros fuera designado por la colectividad y él (Sánchez) no respetó esa decisión y se proclamó presidente del cabildo. En virtud a eso, el partido Alianza Verde profiere una sanción al concejal Sánchez la cual fue comunicada al Concejo y una vez conocida por la mesa directiva, la cual presidía, se profirió una resolución que determinaba que se debía marginar, no del concejo, si no de voz y voto, pero el concejal no volvió a la corporación”, explicó el concejal de Tunja por el Centro Democrático, Alejandro Camargo. 

Sostiene Camargo que ahora que volvió al cabildo Héctor Sánchez, quiere demandar a esa corporación y las mesas directivas anterior y actual por una cifra millonaria que ronda los 200 millones de pesos. 

“Ahorita lo que el concejal pretende es realizar demanda contra el Concejo y la cual será revertida contra quienes proferimos esa actuación pidiendo de una indemnización por haber acatado la decisión del partido y eso no es lógico. Él tenía que venir al Concejo porque la sanción de su colectividad era de voz y voto y no ausentarse. La aspiración del concejal es entre 150 y 200 millones de pesos”, explicó Camargo. 

En este momento las partes están buscando una primera etapa de conciliación ante la Procuraduría.