Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Redada a la casa del Cabildo Indígena de Pioyá, Cauca, dejó un muerto

Ocho personas fueron capturadas por su posible implicación en estos hechos.

Redada a la casa del Cabildo Indígena de Pioyá, Cauca, dejó un muerto. Foto: Lideres indígenas a cargo de la búsqueda de los implicados

A primeras horas de este lunes 5 de marzo, fue asesinado el joven indígena Eider Campo Hurtado del colectivo de comunicación Pelsxhab estéreo Resguardo de Pioyá, municipio de Caldono.

Los hechos suceden cuando un grupo de 4 hombres fuertemente armados ingresan a la casa del Cabildo hacia la media noche donde se encontraba un detenido con un prontuario que desarmoniza la comunidad, los cuales lo llevaron con rumbo hacia la parte alta del resguardo.

La guardia indígena en su persecución al tratar de recapturar hace contacto con este grupo armado, quienes al verse rodeados disparan contra la comunidad lamentablemente a Eider le causan la muerte en horas de la madrugada.

En Asamblea extraordinaria del Cabildo, hace apenas 4 días, tras investigaciones y confesiones presentadas en Asamblea Comunitaria con participación masiva de la comunidad, el liberado a la fuerza, confesó sus delitos que estaban a punto de presentarse a la opinión pública, en la asamblea programada para hoy 5 de marzo.

Uno de los detenidos confesó ser Informante del Ejército Nacional y estar realizando actividades remuneradas por el ejército. Desde el Cabildo expresaron que Aunque aún no se han hecho públicos los detalles, la confesión completa y las pruebas son evidencia contundente de acciones criminales constantes contra las comunidades indígenas, la autoridad tradicional y la armonía y equilibrio en el territorio. Eran estos los hechos que iban a hacerse públicos en la asamblea del día de hoy.

La guardia inició un operativo por toda la zona norte para dar con el paradero de los autores, e implicaron y capturaron a ocho personas, de ellas cuatro en la parte baja de Pioyá Caldono y las otras cuatro en los Resguardos de Quichaya y Pitayó en Silvia. En estos reportes se habla del decomiso de armamento, prendas de uso privativo de las Fuerzas armadas  y equipos móviles de comunicación.