Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

“Situación en el Cauca es verdaderamente grave”: Defensoría del Pueblo

Hasta la fecha van 386 familias y 1.153 personas desplazadas.

“Situación en el Cauca es verdaderamente grave”: Defensoría del Pueblo. Foto: Colprensa

En una Audiencia Defensorial, la Entidad reveló que la violencia en contra de los líderes sociales y defensores de derechos humanos; el narcotráfico, la extracción ilegal de minerales y desplazamientos por acción de grupos armados ilegales, son los principales flagelos que viven en esta zona del país.

Por ello el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, llamó la atención de las autoridades a tomar acciones eficaces para superar la grave crisis humanitaria y social por la que atraviesa el departamento del Cauca, la cual ha venido profundizándose en los últimos años.

La Defensoría del Pueblo registró dentro del Informe 3 desplazamientos forzados masivos, con un nivel de afectación para 386 familias y 1.153 personas. Han sido víctimas las comunidades de los municipios de Argelia, Almaguer, Caloto, Morales, y, sobre la costa pacífica, Guapi, Timbiquí y López de Micay.

Así mismo, el Informe señala una grave situación de seguridad para los líderes sociales de ese departamento. “Como Defensor del Pueblo debo velar por su protección. Si me toca caer, lo voy a hacer porque no tengo temor y lo ordena mi corazón”, afirmó el Defensor del Pueblo Carlos Alfonso Negret Mosquera.

La Entidad recomendó en el Informe que las indagaciones e investigaciones que se adelanten por los homicidios de los líderes trasciendan a la etapa de judicialización y captura de los responsables o autores materiales, y procuren esclarecer -ante todo- las responsabilidades intelectuales por estos crímenes.

Asimismo, el informe indica que la extracción minera ilegal de oro se ha convertido en la principal fuente de ingresos del Eln y las disidencias de las Farc, que en la actualidad poseen el control del territorio, aunque este viene siendo disputado con fuerza por parte de organizaciones posdesmovilización en zonas como la costa pacífica caucana.