Escuche ahora

Las 50 W

Con Yamit Palacio


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Soldado secuestrado en Arauca es oriundo de Riosucio (Caldas)

Desde zona rural de Riosucio (Caldas) familiares del soldado Eduardo Caro Bañol esperan que el ELN le respete la vida y regrese a casa sano y salvo.

Soldado secuestrado en Arauca es oriundo de Riosucio (Caldas). Foto:

El soldado Eduardo Caro Bañol, es oriundo de Riosucio (Caldas). Desde una finca en la zona rural de este municipio, su hermano Andrés  Caro relata que toda su familia está destrozada por la terrible noticia. La última vez que hablaron con el uniformado fue el pasado domingo cuándo les anunció que en cuestión de días los iba a visitar porque salía de permiso.

“El Sargento de Saravena (Arauca) nos llamó y nos dijo que tres soldados habían salido de permiso y que los había secuestrado el ELN. Que entre ellos está mi hermano” Así relata Andrés Caro Bañol cómo él y su familia se enteraron de la noticia sobre el secuestro del soldado regular Eduardo Caro Bañol, esta mañana en la vereda Agua Viva de Fortul en Arauca.

“Habló con mamá. Dijo que estaba muy bien. Que primero iba a Bogotá y que luego venía para estar un tiempo acá con nosotros”, relató el familiar.

Andrés relató que su hermano Eduardo hace 15 meses está prestando el servicio militar. Que es el penúltimo hijo de siete, que es el papá de una niña de 2 años y tío de otras dos pequeñas.

A su hermano le pide tener fuerza porque en casa lo esperan lo más pronto posible. “Qué piense mucho en la hija que tiene, en las dos sobrinas, los hermanos y los papás. Acá lo esperamos sano y salvo”.

Al soldado Caro Bañol lo secuestraron junto a sus compañeros Orlando Yair Vega Díaz y Juan Pablo Rojas Ovando. Todos pertenecen al Grupo de Caballería Mecanizado N°18 General Gabriel Reveíz Pizarro.

Segunda familia caldense víctima del secuestro

En solo ocho días, los Caro Bañol se convierten en la segunda familia caldense que padece el flagelo del secuestro. El jueves de la semana pasa esta misma tragedia le ocurrió a los Gómez Correa en Chinchiná (Caldas). El ELN secuestró al menor de ellos, el patrullero Yemison Leandro, de 22 años.

Las dos familias le piden a ese grupo insurgente que les respete la vida a sus seres queridos y a los demás uniformados y civiles que tienen presos, además que pronto los devuelvan a la libertad.