Escuche ahora

W Fin de Semana

Con Juan Pablo Calvás


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Tribunal deja en firme suspensión de cierre de Playa Blanca y ordena consulta previa

El Tribunal Superior de Cartagena se pronunció en respuesta a una impugnación de Minambiente. El fallo invita a autoridades a tomar medidas en esa zona insular.

Está lista resolución que deja en firme cierre de Playa Blanca durante siete meses. Foto: Colprensa

La W conoció en primicia el fallo del Tribunal Superior de Cartagena que, en su sala Civil Familia, confirmó parcialmente la decisión proferida por el Juzgado Sexto de Familia de suspender la orden del Ministerio de Ambiente de cerrar la zona norte de Playa Blanca por un periodo de siete meses mientras se cumple el proceso de anidación de la tortuga carey, una especie en vía de extinción.

(Le puede interesar: Lista resolución que deja en firme cierre de Playa Blanca durante siete meses)

En un documento de 16 páginas, al cual tuvo acceso este medio, el Tribunal  también se pronunció sobre le necesidad de realizar una consulta previa e informada a la comunidad negra que habita en esa zona insular y que está representada por el Consejo Comunitario de Negritudes de la Vereda de Playa Blanca — Isla de Barú.

“Consulta previa que el Ministerio del Medio Ambiente, accionado, deberá iniciar, conforme al protocolo establecido para tal fin, dentro de los 15 días siguientes a la fecha de notificación de esta sentencia, si el propósito de cierre parcial de la playa se mantiene”, se lee en la parte resolutiva.

La decisión de Tribunal Superior de Cartagena responde a la impugnación que había hecho el Ministerio de Ambiente a la decisión de primera instancia y con la que pretendía que se mantuviera en firme la orden de cierre del balneario, emitida a través de la Resolución 0774 de 2018, y se desatendieran las pretensiones de una tutela instaura por el representante legal del Consejo Comunitario de Playa Blanca.

(Lea también: Jueza ordena a Minambiente suspender cierre de Playa Blanca)

En este fallo se ratifica la decisión de primera instancia de forma parcial, al indicar que: “el artículo primero de la resolución 0774 de 10 de mayo de 2018 es el que queda suspendido, hasta tanto se garantice la «consulta previa e informada» de la comunidad raizal. (…) Dejándose en todo lo demás intacto el referido acto administrativo, en lo que no se oponga o contradiga con lo aquí decidido (verbigracia: artículo tercero en lo pertinente). Lo anterior, conforme a lo consignado en la parte motiva”.

Lo que sí cuestiona el Tribunal al Ministerio de Ambiente, a la Alcaldía de Cartagena y a otras entidades es que teniendo un estudio desde 2.002 que advertía del peligro de la tortuga carey y de su condición de especie en vía de extinción sólo “hasta ahora de manera intempestiva” se ordene el cierre.

“(…) encuentra el Tribunal que el actuar del Ministerio de Ambiente, frente al cierre de la playa, se muestra precipitado e intemporal, ya que, extrañamente, conociéndose una problemática, relacionada con la especie de la tortuga carey, desde hace cerca de 16 años atrás, apenas hasta ahora de manera intempestiva, y sin consultar o acceder por lo menos previamente al consentimiento, previo, valga la redundancia, de la comunidad raizal, resuelve emitir la Resolución de marras ordenando, se repite, el cierre temporal del sector norte de Playa Blanca”, explican los magistrados en la providencia.

----------------------------

Capacitación a nativos y turistas

Otra parte del fallo invita a la Alcaldía, a la Dimar, a Parques Nacionales Naturales a la Policía de Medio Ambiente y al Ministerio a tomar medidas tendientes a capacitar a nativos y turistas de Playa Blanca sobre la importancia de la tortuga carey y su preservación en esa zona.

“(…) censar a la población afrodescendiente que ocupa o labora en dicha zona, instruyéndola o educándola en programas constantes y reiterados (día a día, mes a mes, año a año), que creen sensibilidad y comprensión sobre el proceso de anidación de la «tortuga carey», así como, en cuanto al manejo y cuidado que dichos habitantes raizales deben darle a sus laboríos turísticos con quienes visitan la zona, para que cumplan ambos (viajeros y locales) con las políticas actuales de convivencia respetuosa con el medio ambiente”, indica el fallo en ese sentido.