Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Vendedores en Bocagrande pretendían cobrar $3 millones por una mariscada y unas cervezas

Al conocer del caso agentes de la Policía tuvieron que intervenir. En Playa Blanca cerraron local por cobro excesivo.

El local de Playa Blanca, donde pretendían cobrar más de medio millón de pesos por unas bebidas, fue sellado. Foto: Cortesía Policía de Cartagena

No paran los casos de abusos en el cobro de productos y servicios a turistas en la ciudad de Cartagena. Esta vez las autoridades informaron de dos casos registrados en las playas de Bocagrande y en la zona insular de Playa Blanca.

En Bocagrande las víctimas de los abusos fueron un estadounidense y un noruego, a quienes les entregaron una cuenta que superaba los tres millones de pesos, por el consumo de algunas bebidas como cervezas, jugos naturales, limonadas de coco, cuatro ceviches y una mariscada.

Tras conocer del hecho unidades de la Policía de Turismo y funcionarios de la Oficina de Espacio Público de la Alcaldía Distrital intervinieron y “se logró que el establecimiento realizara el cobro real de acuerdo a la lista de precios autorizada por la Alcaldía Distrital, por valor de 854 mil pesos, evitando que los turistas fueran afectados en su patrimonio”, como lo informó la Policía en un comunicado.

Sobre esta situación, la Alcaldía señaló que La Asociación de Vendedores del Módulo 11, donde se presentó el caso, suspenderá a la vendedora que le entregó la factura a los extranjeros.

La otra situación se registró en Playa Blanca, zona insular de Cartagena. Allá, dos turistas argentinas denunciaron ante funcionarios del Grupo de Turismo y Patrimonio Nacional que los administradores de un establecimiento comercial, les había hecho un cobro que para ella era excesivo.

A las mujeres, por dos piñas coladas, un coco loco, dos botellas con agua y el servicio de un parasol y dos sillas, les pasaron factura por el monto de $525 mil, cuando el valor real no superaba los $65 mil.

La Policía informó que, con los datos aportados por las dos ciudadanas argentinas, funcionarios de la Estación de Policía Playa Blanca y de Policía de Turismo, acudieron al lugar y aplicaron un comparendo al establecimiento, con suspensión temporal de la actividad comercial.

En las instalaciones del Comando de la Policía Metropolitana de Cartagena, el Comandante de la Estación Playa Blanca, Teniente Rogers Pérez; hizo devolución del dinero cobrado de manera excesiva.