Escuche ahora

La W

con Fernando Bayo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

A IKEA se le agotó la paciencia con los viejitos que buscan amor en su tienda de Shanghái

Dicen que el amor rejuvenece y que hay que buscarlo en cualquier parte porque cuando menos te lo esperas, lo encuentras.

Algunos clientes en la cantina de Ikea en Shanghái.. Foto: BBC Mundo

Un buen lugar para buscar compañía y para comportarse… ¿por qué no? un poquito como lo hacen los adolescentes.

El gigante sueco de los muebles ha visto un fenómeno muy peculiar en sus instalaciones en Shanghái: un grupo de viejitos se toma su cafetería para socializar e incluso para encontrar una pareja.

De acuerdo con testigos que han visitado el almacén en la ciudad más poblada de China y una de las más habitadas del mundo, los encuentros ocurren dos veces a la semana, usualmente los martes y los jueves.

The notice posted at the entrance of Ikea's Shanghai canteenEl aviso que Ikea desplegó en la entrada de su cantina ha sido compartido por los cibernautas.

El canal de noticias estatal de China, CCTV News, reportó que los clientes de edad avanzada con frecuencia compran un café y un poco de pan y "pasan un día entero conversando entre ellos".

Se cree que forman parte de una comunidad de citas amorosas y que usan sus tarjetas de membresía del almacén para organizar sus encuentros.

Clientes en la cantina de IkeaA algunos de los clientes de la tercera edad se les cuestiona que pasen tanto tiempo sentados en la cantina y que solo consuman lo mínimo.

Esta semana, Ikea decidió tomar medidas para cambiar la situación e impuso una estricta norma: "Sin comida, no hay asiento".

Y es que el objetivo es desanimar a los viejitos a que ocupen los asientos de la cantina por "largos periodos".

"Comportamiento incivilizado"

En un cartel desplegado en la entrada del restaurante de Ikea en Shanghái se informa que el personal del establecimiento identificó "un grupo de citas a ciegas ilegal" y lo acusa de tener un "comportamiento incivilizado".

"La situación ha afectado negativamente la seguridad y la experiencia a la hora de comer de la mayoría de nuestros clientes", indica la comunicación de la empresa y añade que había recibido quejas del público sobre incidentes en los que hubo"escupitajos" y "discusiones y peleas".

Clientes durmiendo en uno de los sofás de IkeaClientes han sido criticados por su comportamiento en Ikea y no todos son de la tercera edad.

"Ha tenido una implicación negativa para la operatividad de nuestra cantina. Desde hoy, el restaurante será solo para personas que compren sus alimentos primero".

La noticia ha atraído la atención de decenas de usuarios de las redes sociales digitales en China.

Muchos de ellos les han expresado su apoyo a los ciudadanos mayores. "Son inofensivos", escribió Ed Ed Chiu en la red social de microblogs Sina Weib.

Nos sentimos como extraterrestres rodeados de jóvenes

Qiu

Como una "medida draconiana" y cruel la calificó una usuaria que se identificó como Lee Xin.

"¿Qué mal están haciendo? Se sienten solos y probablemente esperan encontrar una compañía nuevamente. En todo caso, la empresa debería mostrar empatía con estas personas mayores".

"Comportamiento intolerable"

La medida fue criticada por algunos ciudadanos de la tercera edad, que les dieron su opinión a medios de comunicación locales.

"Hemos estado en otros restaurantes de comida rápida como McDonald's, pero difícilmente encontramos a personas de nuestra edad", dijo un hombre de 86 años que se identificó como Qiu.

A todas las personas que han tomado una posición romántica sobre esto, por favor, tomen en cuenta que la tienda tiene una imagen que mantener

Lao Gao

"Nos sentimos como extraterrestres rodeados de jóvenes. Si hay otro lugar en Shanghái donde los mayores nos podamos reunir, estamos más que dispuestos a pagar el doble y viajar más lejos".

"Imagino que pocas personas son conscientes de cuán solas se sienten las personas mayores", le dijo una mujer que se identificó como Xu a un sitio de noticias de Shanghái, que es citado por el periódico británico The Telegraph.Ikea, Beijing

Ikea es un gigante en la venta de muebles de diseño económicos en China, donde el poder adquisitivo de la población ha aumentado a lo largo de los años.

"Nuestros hijos no están cerca y algunos nos visitan solo los fines de semana. Me siento bien cuando vengo acá pues hablo con mis amigas. Pero es cierto que algunos viejitos conocen a personas que se convierten en sus amantes".

Solidaridad

Otras personas también usaron internet para solidarizarse con la gerencia del almacén. De hecho, elogiaron sus esfuerzos para "hacer respetar la política de la tienda".

"Comportamiento intolerable", dijo uno de los usuarios de la red social Weibo.

Lámparas de corazonesAlgunos definitivamente han encontrado señales de amor en Ikea de Shanghái.

"Estoy con la gerencia en esto. Es intolerable la forma ver a gente durmiendo en los sofás de Ikea. ¿Que escupen y dicen groserías en público? Eso no debería ser tolerado", añadió.

Otro cibernauta llamado Lao Gao escribió desde Pekín: "A todas las personas que han tomado una posición romántica sobre esto, por favor, tengan en cuenta que la tienda tiene una imagen que mantener al mismo tiempo que protege los intereses de otros clientes que pagan. Es un comportamiento feo ocupar asientos durante mucho tiempo y hacer a otras personas esperar".