Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Artesanías de Colombia en el International Folk Art Market

Con el apoyo de Artesanías de Colombia, una artesana participará en el mercado de artes populares más reconocido del mundo, que se lleva a cabo en Nuevo México, Estados Unidos.

Artesanías de Colombia en el International Folk Art Market. Foto: Artesanías de Colombia

El sector artesanal representa una de las industrias más grandes de los países en vía de desarrollo y, por ende, contiene el potencial para un cambio social positivo a gran escala. Como resultado, los artesanos del mundo necesitan mercados por medio de los cuales puedan ser sostenibles y preservar sus tradiciones.

El International Folk Art Market | Santa Fe es un evento que reúne las culturas de diferentes rincones del mundo con el ánimo de generar espacios en los que se resalten los paisajes, los símbolos y las sonrisas de los más de 162 artistas de 53 países que una vez más, en 2018, se reunirán en un solo lugar. Estos artistas representan otros 25.960 miembros de cooperativas y grupos que a su vez impactan las vidas de 256.900 miembros de sus comunidades.

En el fin de semana que dura la Feria, –desde la tarde del viernes hasta la tarde del domingo–20,000 visitantes asisten a este evento, generando ventas por $3 millones de dólares. En promedio, cada stand recibe de vuelta $20.000 USD, y en la mayoría de los casos, estos ingresos ayudan a mantener comunidades enteras; se construyen casas, pozos e incluso escuelas.

Colombia en Folk Art 2018:

Desde el año 2014, el International Folk Art Market asignó un stand en donde se exhiben nuevas propuestas de América Latina. El Consejo Mundial de Artesanías (World Crafts Council) realizó un proceso de difusión y preselección de propuestas, en el que seleccionó tres iniciativas que compartirán este stand: Oscar Huaquimil (Chile) con tambores y vasijas de cuero y madera, Alvaro Etcheberry (Argentina) con productos en plata, y Artesanías de Colombia, con cestería en esparto.

Artesanías de Colombia hace un acompañamiento integral a las comunidades artesanales de Colombia. En esta oportunidad, los productos que se presentaron son el resultado del acompañamiento realizado en el departamento de Nariño con las comunidades de Sandoná y Colón.

El objetivo de este proceso ha sido impulsar el conocimiento tradicional de la tejeduría en paja Toquilla o Iraca.  Las comunidades artesanales que trabajan estos productos cuentan con más de 300 tejedoras expertos en transformar esta magnífica fibra natural

Los productos que se presentaron tienen un proceso de innovación en su desarrollo formal, la combinación de diferentes tipos de tejidos y el uso de una paleta de colores refrescante y contemporánea.

Aparte de los productos elaborados en Nariño que estarán en el stand representados por Artesanías de Colombia, la entidad apoyó a la artesana Crucelina Chocho, de la comunidad wounaan, en el Chocó a participar por tercer año consecutivo. Las ventas exitosas en las versiones pasadas ($33.000 USD, en 2016, y $26.000 USD, EN 2017) hacen de Crucelina una expositora ideal para los organizadores del evento.

Crucelina Chocho- Canastos y pulseras en palma de Werregue:

Crucelina, una artesana de la comunidad indígena Wounaan, es experta en la tejeduría de Werregue. Vive con su padre en el Litoral de San Juan, en la costa del Pacífica colombiano. Desde pequeña aprendió el oficio de la cestería por medio de observar a su madre y a su abuela, y de preguntarles sobre los dibujos y los diseños geométricos en las artesanías.

A los 8 años  aprendió a tejer la fibra del Chocolatillo, la cual inspiró a la comunidad a trabajar con la palma de Werregue. Crucelina enseña la artesanía y el significado de sus símbolos a los niños Wounaan en la escuela comunitaria. Ella cree que es importante hacerlos sentir orgullosos de su cultura.

Crucelina asistió también a las versiones de 2016 y 2017, en donde tuvo la oportunidad de vivir un intercambio intercultural en el que conoció artesanos de varias regiones del mundo, y representó su tradición a los asistentes.

Con los ingresos que recibió por sus ventas, varias familias de la comunidad se han visto beneficiadas con mejoras como la compra de gasolina para un generador de energía (su única fuente de electricidad) y acceso a la salud, entre otros. Sin duda, participar en el International Folk Art Market traído bienestar a la comunidad y ha contribuido a la preservación de la tradición artesanal entre los más jóvenes.

Del 13 al 15 de julio se llevará a cabo la versión número 15 del evento que reúne a de 53 países para celebrar y preservar las artes populares.