Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Café Tacvba ofrece concierto en lo alto de edificio en Ciudad de México

La banda mexicana Café Tacvba ofreció hoy un concierto en lo alto de un edificio corporativo de 250 metros de altura en la Ciudad de México, donde interpretó siete canciones ante 20 seguidores elegidos mediante un concurso.

México, 1 dic (EFE).- La banda mexicana Café Tacvba ofreció hoy un concierto en lo alto de un edificio corporativo de 250 metros de altura en la Ciudad de México, donde interpretó siete canciones ante 20 seguidores elegidos mediante un concurso.

El helipuerto de la Torre Bancomer, en la céntrica avenida Reforma, recibió al grupo por espacio de una hora, y a la altura del edificio se sumaron los 2.240 metros de altitud de la capital mexicana, para un total de 2.490 metros sobre el nivel de mar.

Organizado por la radiofusora local EXA FM, que invitó a 20 seguidores elegidos mediante un concurso, la presentación fue promocionada como "el concierto más alto, con la banda más grande, en la torre más espectacular".

Los organizadores calificaron de "único" el concierto y remarcaron que "nunca antes se había celebrado un concierto en un sitio tan alto".

Sobre el helipuerto, habilitado como escenario en el que fue colocado el equipo de sonido, los cuatro integrantes del grupo y un músico extra en la batería tomaron sus posiciones con el cantante Rubén Albarrán al frente y detrás el bajista Quique Rangel, el tecladista Emanuel del Real y el guitarrista Joselo Rangel.

La sesión musical que viajó por los aires contaminados en una mañana soleada en la capital mexicana, se inició con un tema clásico del grupo, "El baile y el salón", seguido por "Las flores", "La olita del altamar", "Déjate caer" -cover del grupo chileno Los Tres-, "Chilanga banda", "Un par de lugares" y "Chica banda".

Con una lista tan corta y acostumbrados a conciertos de dos horas o más, los músicos apenas si pudieron "calentar", aunque sintieron en pleno los rayos de sol.

"Estar a esta altura, poder ver la ciudad y tocar aquí ha sido increíble", dijo Joselo, mientras Rubén consideró que cuando estaba en pleno concierto pensó que "estaba tocando para toda la Ciudad de México y disfrutamos al ver los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl". EFE

jmrg/msc/arm