Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Deportista falleció por comerse una babosa

Antes de morir, el jugador de rugby había quedado en coma y tetrapléjico por haberse comido el animal.

Antes de morir, el jugador de rugby había quedado en coma y tetrapléjico por haberse comido el animal.. Foto: Getty Images

Sam Ballard tenía 19 años en el 2010 cuando, en una fiesta con amigos, quiso demostrar que sería capaz de comerse una babosa que pasaba junto a ellos en el suelo. Días después de eso Ballard comenzó a sentir un dolor muy fuerte en las piernas y vomitó mucho.

Aunque inicialmente él y su familia consideraron que no era nada grave después de ir al médico, fue diagnosticado, con la enfermedad del gusano pulmonar de rata, generada a raíz de un gusano parasitario cuyo nombre científico es Angiostronjilus cantonensis. Este se aloja en los pulmones de las ratas y es despedido mediante excreciones. El parasito lo había adquirido de la babosa que comió en aquel reto.

En consecuencia, quedó coma durante un año y dos meses y tras salir del coma, Ballard quedó con daño cerebral permanente, lo que lo dejó paralizado de sus extremidades y sufriendo de convulsiones.

Ocho años más tarde, Ballard ha fallecido tras pasar todo este tiempo muy enfermo y paralizado casi por completo.

Es importante destacar que según un informe el Departamento de Australia, no todos los casos de esta enfermedad presentan síntomas. Sin embargo, algunas veces el parásito puede generar una infección en el cerebro demoninada meningo-encefalitis eosinofílica, que puede causar la muerte.