Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El húngaro Kornél Mundruczó advierte de que los populismos "te comen el alma"

El director de cine húngaro Kornél Mundruczó presentó hoy en el Festival de Cine de Sitges (Barcelona) "Jupiter's Moon", una película alegórica sobre las contradicciones de la sociedad donde advierte de los peligros del populismo, un "mal", dijo, que puede "comerte el alma".

Sitges (España), 13 oct (EFE).- El director de cine húngaro Kornél Mundruczó presentó hoy en el Festival de Cine de Sitges (Barcelona) "Jupiter's Moon", una película alegórica sobre las contradicciones de la sociedad donde advierte de los peligros del populismo, un "mal", dijo, que puede "comerte el alma".

"Y cuando ya no tenemos alma se nos acaba la posibilidad de amar y dejamos de reaccionar como humanos", indicó el director en una entrevista con Efe en el marco de la 50 edición de Sitges, que lo reconocerá este viernes con el premio Máquina del Tiempo.

Con guión de Kata Weber, con la que el director ya trabajó en "White God" (2014), ganadora de la sección Una cierta mirada, de Cannes, "Jupiter's Moon" habla de libertad, de "levantar la mirada hacia el cielo", dice Mundruczó, pero sobre todo "es un reflejo del momento histórico que vivimos, en los que en la contradicción es donde están las explicaciones".

"Y en esta película hay muchísimas contradicciones, todas las del mundo, bajo el mismo paraguas del milagro", explica.

El director, que ya trató el tema sobrenatural en su película "Johanna", Giraldillo de plata del Festival de Cine Europeo de Sevilla en 2006, usa en esta ocasión a un joven refugiado capaz de levitar para hablar de dilemas eternos, entre ellos, la capacidad de empatizar con el diferente, o simplemente, del miedo.

"Hungría está plagada de situaciones como la que se vive hoy en Cataluña, de miedo a lo desconocido, y eso se come el alma. Las cosas que están pasando son muy tristes, pero en mi opinión son problemas causados por el populismo, que para mí es el mayor enemigo", resaltó.

Mientras las "ideologías de siempre -ya sean de derechas o de izquierdas, da igual- no dan una respuesta relevante a los tiempos de hoy, los populistas sí. Y esto genera enemigos, además de provocar una enorme inseguridad. Eso lo podemos ver igual con (el presidente Donald) Trump, en Estados Unidos, o en un reality show".

La película sigue a un joven sirio, Aryan Dashni (Zsombor Jéger), que acaba tiroteado cuando trata de cruzar ilegalmente la frontera de Hungría; los tiros no solo no le matan sino que le confieren el extraño poder de levitar.

Escondido en un campo de refugiados, un médico que necesita dinero imperiosamente ve un filón en el joven, al que trata de explotar como "ángel" milagroso.

"El doctor Stern (Merab Ninindze) es un personaje muy complejo, es un corrupto, no sabemos qué pasó para destrozar su vida, pero el caso es que es un alma perdida; a la vez, parece un gran tipo, tiene encanto. En realidad es un producto del sistema, hay miles como él, cada paso que da está cargado de todos los conflictos que arrastra".

Ambos son ejemplos de esas contradicciones que fascinan a Mundruczó. Y junto a ellos, un terrorista suicida, que pasa la frontera al mismo tiempo que el chico.

"Me enfadan las películas que simplifican todo -afirma Mundruczó-. Esta crisis es muy compleja y nos hace sentir una enorme presión; en mi lenguaje cinematográfico quiero sumergir al espectador en ese caos, que el terrorista y el ángel lleguen juntos, porque los hemos creado a los dos, son nuestro espejo, nos estamos viendo a nosotros mismos".

Así, a modo de espejo, la película es a la vez una crítica feroz a Europa.

De hecho, "Jupiter's Moon" es una referencia "poética" a Europa, la única de las cerca de 70 lunas de Júpiter que podría albergar vida.

Tras pasar por el Festival de Cannes, donde recibió alabanzas de la crítica, la película se ha vendido en 48 países. EFE

aga/fl/jdm/agf