Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Javier Bardem asume con resignación tener que 'perder' a la gente que quiere

El alabado intérprete ha aprendido con los años que hay amistades que desaparecen inevitablemente y que la muerte amenaza constantemente con dejar un vacío en su vida.

Javier Bardem. Foto: Bang Media

El actor Javier Bardem no solo puede presumir de ser uno de los actores más exitosos y cotizados de la industria de Hollywood, sino también de la sólida vida familiar que ha construido junto a su esposa, la también oscarizada Penélope Cruz, pero eso no significa que al famoso intérprete no le asole en ocasiones la melancolía al recordar a todas aquellas personas que, por diversas razones, ya no forman parte de su día a día y han dejado un hueco imposible de restituir.

"Una de las lecciones más duras que he aprendido en la vida es que la gente se va. Mi padre murió cuando yo tenía 26 años y él solamente 64, por lo que fue algo muy repentino que me costó procesar. Por otro lado, algunos amigos y nuestras relaciones también se han ido evaporando con el tiempo, ya no les veo y eso es algo muy difícil de tragar. ¿Cómo lidias con la impotencia y el vacío que te deja alguien que era tan importante para ti? Pues me imagino que hay que mirar hacia delante y seguir caminando", se sinceró en conversación con el diario digital The Huffington Post.

Aunque el carismático intérprete nunca ha sentido simpatía alguna hacia la religión y ha rechazado públicamente la posición de la Iglesia Católica sobre numerosas cuestiones de índole social, ahora reconoce también que está convencido de la existencia de "algo más grande" que ni siquiera puede explicarse a través de la ciencia, una "energía" que sería responsable de algunos de los fenómenos naturales que han marcado la existencia de la raza humana.

"Muchas veces he sentido que hay algo más grande que nos domina. No soy una persona que se deje llevar por la teología, de hecho creo firmemente en la teoría de Darwin, en la evolución y en el Big Bang. ¿Pero cuál es el origen de todo ello? ¿Cómo podemos entender el hecho de que el universo ha llegado a explotar y a expandirse? No sé qué puede ser, pero pienso que hay algo que es más grande que todos nosotros", reflexionó en la misma entrevista, para a continuación expresar también sus dudas sobre una posible vida después de la muerte.

"Quién sabe lo que ocurrirá en ese momento, pero sí que estoy seguro de que somos espíritus que pasan por una etapa en la que habitan un cuerpo, que no tiene por qué ser necesariamente la única. Lo que nos define como seres humanos es nuestra alma, y eso no puede morir nunca. A medida que me voy haciendo mayor, creo con más fuerza que existe algún tipo de energía que trasciende lo físico", aseveró.

Ante la incertidumbre del más allá, al menos Javier Bardem puede consolarse con el hecho de que en el plano más terrenal cuenta con el apoyo incondicional de sus familiares y amigos, quienes le ayudan a mantenerse siempre con los pies en la tierra y valorar aquellos momentos especiales que le brinda su vida más cotidiana.

"Los amigos y la familia, la gente que realmente me conoce, son los que hacen que esté siempre en contacto con la realidad. Trato de mantenerles siempre cerca de mí porque son las personas que se atreven a decirme la verdad y lo que necesito escuchar, no lo que a mí me apetece oír. Tenemos la confianza necesaria para ser sinceros los unos con los otros y esa es la base de toda relación", explicó.