Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La colombiana Leonor Espinosa gana el Basque Culinary World Prize

La chef colombiana Leonor Espinosa ganó hoy el Basque Culinary World Prize por su trabajo a favor de los indígenas de su país y la biodiversidad, informó a Efe el director del Basque Culinary Center (BCC), Joxe Mari Aizega.

México, 17 jul (EFE).- La chef colombiana Leonor Espinosa ganó hoy el Basque Culinary World Prize por su trabajo a favor de los indígenas de su país y la biodiversidad, informó a Efe el director del Basque Culinary Center (BCC), Joxe Mari Aizega.

El premio, dotado con 100.000 euros, fue otorgado a Espinosa en reconocimiento a su trabajo que vincula el campo con la ciudad, por su respaldo a los indígenas y a la comunidad afroamericana de su país, así como su promoción de la biodiversidad, explicó.

El Basque Culinary World Prize, que en su segunda edición fue anunciado desde México, es un premio promovido por el Gobierno del País Vasco (España) y el Basque Culinary Center, con sede en San Sebastián, para distinguir a chefs con "iniciativas transformadoras".

El jurado, formado entre otros por los chefs Joan Roca (España), Gastón Acurio (Perú), Michel Bras (Francia), Dominique Crenn (Estados Unidos) y María Fernanda Di Giacobbe (Venezuela), "ha tenido un debate muy intenso" para determinar a la ganadora, destacó Aizega.

"Teníamos a diez finalistas que representaban toda la diversidad de proyectos transformadores que hay en muchos lugares del mundo, algunos vinculados con retos sociales y otros con la salud", comentó.

Espinosa, propietaria del restaurante Leo Cocina y Cava de Bogotá, ha sido premiada por el "trabajo que está haciendo de generar un vínculo entre la ciudad y el campo", explicó el director del BCC.

El jurado ha reconocido el trabajo de la chef con las poblaciones indígena y afroamericana, una labor que "es muy importante en un país como Colombia", comentó.

Aizega destacó la promoción que Espinosa hace de la biodiversidad y la cultura en zonas alejadas de las ciudades, labor que ayuda a mantener vivas las tradiciones de las comunidades indígenas.

La decisión del jurado también reflejó algo que hoy ocurre en la gastronomía moderna y que es el hecho de que los cocineros están cada vez más conscientes de la importancia de trabajar con productores y de rescatar productos locales.

El BCC, que integra una facultad con 625 estudiantes de todo el mundo, es un centro que respalda la investigación en áreas vinculadas a la gastronomía.

Este martes 18 de julio se reunirá en Xochimilco, zona lacustre del sur de la Ciudad de México, para celebrar un simposio internacional sobre los retos que plantea la relación del ser humano con los ecosistemas. EFE