Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La confesión de Lily Allen sobre Liam Gallagher

La cantante narra en sus memorias cómo el vocalista de Oasis y ella mantuvieron relaciones sexuales durante un viaje a Japón mientras él aún estaba casado.

La confesión de Lily Allen sobre Liam Gallagher. Foto: Bang Media

Ya lo advertía cuando anunció que estaba trabajando en sus memorias 'My Thoughts Exactly': Lily Allen tenía la intención de narrar la verdad acerca de su infancia y su ascenso a la fama sin obviar los episodios más oscuros o controvertidos, y hasta el momento ha cumplido su palabra.

Los extractos del libro se han ido filtrando con cuenta gotas a la prensa y, en uno de los primeros, la artista revelaba que se acostó con prostitutas mientras aún estaba casada y se encontraba de gira con su disco de 2014 'Sheezus'. Ahora ha visto la luz otro nuevo capítulo, al que ha tenido acceso el periódico The Sun, en el que desvela los detalles de la aventura que mantuvo con Liam Gallagher durante un viaje a Japón en 2009 para participar en el Fuji Rock Festival.

Los dos músicos coincidieron en el avión de ida y en seguida congeniaron a las mil maravillas mientras bebían juntos, lo que rápidamente dio pie a un encuentro sexual en pleno vuelo.

"En un momento dado, Liam y yo acabamos juntos en los aseos haciendo algo que él no debería estar haciendo, y no me refiero a consumir drogas. Después nos echamos juntos en uno de esos asientos reclinables", recuerda Lily.

Su encuentro no terminó ahí, ya que tras aterrizar el entonces vocalista de Oasis la invitó a acompañarles a su hotel y ella no se lo pensó dos veces antes de aceptar. Sin embargo, apenas un día después la magia del encuentro se rompió cuando Liam le advirtió que no podía hablarle a nadie de lo ocurrido porque estaba casado, con la cantante de All Saints Nicole Appleton, para ser exactos, algo que Lily desconocía.

La situación no hizo más que complicarse cuando medio año más tarde su antiguo compañero de cama se puso en contacto con ella para suplicarle que mintiera por él y le asegurara a Nicole que entre ellos no había sucedido nada inapropiado, algo que accedió a hacer de muy mala gana.

"Seis meses más tarde estaba en el coche con mi chófer y sonó el teléfono. Era Liam. Su voz sonaba terrible, como si se hubiera pasado toda la noche despierto. Me dijo: 'Lil, necesitaba hablar contigo. Estoy con Nic. Uno de tus amigos va por ahí diciendo que tú y yo nos liamos y necesito que hables con Nic para decirle que es todo una sarta de mentiras'", apunta Lily, que no vio en ningún momento con buenos ojos que el cantante pretendiera fingir que eran todo rumores.