Escuche ahora

Música W

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La polémica por la "fea" reparación de la Gran Muralla China

Imágenes compartidas en Weibo, una red social china, muestran que unas reparaciones realizadas a un tramo de la Gran Muralla lo han despojado de su aspecto original y lo han dejado como un camino de concreto moderno.

Gran Muralla China

La polémica reparación salió a la luz a raíz de imágenes publicadas en redes sociales.

Un tramo de la Gran Muralla China de 635 años de antigüedad se ve ahora como un camino liso y moderno de cemento.

Este nuevo aspecto contrasta con la superficie "desigual" que lucía la construcción hasta hace poco.

El cambio, consecuencia de una "restauración", es percibido por los chinos como un daño a este Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

"Realmente fue un trabajo de reparación feo", admitió Ding Hui, jefe de la Oficina de Antigüedades de la Provincia de Liaoning, en el noreste de China, donde se ubica el segmento intervenido. "La superficie no se ve ideal".

El trabajo fue calificado como "básico y crudo" por Dong Yaohui, vicepresidente de la Sociedad de Estudios de la Gran Muralla.

¿Qué le hicieron a esta maravilla mundial?

Un ciudadano camina por el suelo liso del tramo reparado.

Medios locales reportan que se usaron una variedad de materiales, como arena, cal y concreto.

Peligro de desmoronarse

En 2014, el segmento objeto de la polémica fue reparado para protegerlo del deterioro.

Según un estudio oficial, esta parte, de ocho kilómetros de longitud, estaba en peligro de desmoronarse y de ser arrastrada por la lluvia.

La antigua edificación, construida originalmente con bloques de piedra, fue reparada con materiales, que según reportaron medios locales, incluían cal, arena y cemento.

Ding Hui, de la Oficina de Antigüedades de Liaoning, explicó que los arreglos se realizaron para subsanar espacios rotos y se añadió una capa protectora adicional en la superficie, "como un sombrero".

La modificación salió a la luz recién a raíz de fotos publicadas en Weibo, una especie de Twitter chino, donde miles de usuarios criticaron la obra.

Una persona mira a la muralla.

El trabajo de reparación no se corresponde con el diseño original de la Muralla, que fue construida con bloques de piedra y lucía una superficie "desigual".

El gobierno chino tiene regulaciones específicas sobre la preservación de la Gran Muralla, que está en peligro de caerse en muchos lugares.

Algunos tramos se han dañado a lo largo de los años.

La ley contra dañosen reliquias culturales es estricta. Aquellos que son encontrados culpable pueden recibir hasta 10 años de prisión.

La Gran Muralla fue construida desde el 220 a.C. y reconstruida continuamente hasta el siglo XVII, bajo la dinastía Ming, cuando ya era la estructura militar más grande del mundo.

Diseñada para proteger el imperio de China de las invasiones del norte, una vez se extendió a lo largo de 20.000 kilómetros.