Escuche ahora

La W

con Fernando Bayo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Liam Gallagher arremete contra el mundo del rock

El cantante británico asegura que la sinceridad brutal que exhibe en sus entrevistas es una respuesta directa a las respuestas insulsas y prefabricadas que ofrecen ciertos colegas.

Liam Gallagher arremete contra el mundo del rock. Foto: Bang Media

Fiel a ese carácter irreverente y provocador al que tan acostumbrados están sus fieles seguidores, el cantante Liam Gallagher ha vuelto a demostrar que a sincero no le gana nadie en su intento de justificar precisamente esa actitud de transparencia que tantas críticas le ha reportado en el pasado. 

Y es que según el intérprete, sus demoledoras declaraciones no son otra cosa que un intento desesperado por devolver al mundo de la música la espontaneidad perdida y, sobre todo, de "contrarrestar" las respuestas estudiadísimas y sin sustento que, a su juicio, repiten sin cesar algunos de sus compañeros de la escena del rock en sus encuentros con los periodistas.

"Eso es lo que quiero hacer: mostrarme algo agresivo para contrarrestar todas esas tonterías. Esta es la razón por la que estoy aquí y por la que digo lo que se me pasa por la cabeza. Lees esas entrevistas con bandas que se autodenominan de rock, pero lo que tienen que hacer es posicionarse. Nada de lo que dicen es interesante, solo dicen vaguedades. Tienen miedo de decir lo que piensan por si sus carreras sin importancia se terminan, así que se sientan allá como si fueran entrenadores de fútbol y dicen la misma cosa una y otra vez. Venga, dadnos algo de pasión", se desahogó el artista durante una conversación con el periodista radiofónico Dave Fanning.

El músico ha aprovechado la oportunidad, además, para hacer un análisis muy crítico del panorama artístico actual y de su excesiva dependencia de campañas de imagen más propias de la mercadotecnia, lamentando además que ya no existan bandas de rock como las de antes, que en su opinión han sido sustituidas por otras formaciones más cercanas al género pop que solo utilizan instrumentos como la guitarra como si de un complemento estético más se tratara.

"Me gusta la música tanto como a cualquier persona. Lo que pasa es que me encuentro a mí mismo pensando todo el tiempo: 'Déjalo estar, colega, puedes hacerlo mucho mejor'. Actualmente ya no puedo diferenciar un grupo de guitarristas de un grupo pop. Llevan guitarras colgando de sus cuellos, pero no se escuchan guitarras. Todas estas bandas dicen que han llegado para salvar la música de guitarra. Quizás no sea la persona más inteligente del mundo, pero al menos sé que para hacerlo tienes que poner una guitarra en el álbum, y yo no escucho ni una. ¡Llevan guitarras colgando de sus cuellos solo porque combinan con sus zapatos!", aseguró también.

Sin embargo, hace solo unos días el que fuera vocalista de Oasis retiraba hace poco los comentarios negativos que hizo en el pasado sobre sus compatriotas de Coldplay, a quienes en 2006 definía de forma despectiva como un grupo de estudiantes. Sin ir más lejos, hace solo un año también comparaba al líder de la banda, Chris Martin, con un párroco con aires de grandeza, pero quiso pedirle disculpas cuando coincidieron a principios de mes en el escenario del concierto benéfico 'One Love Manchester', organizado para rendir homenaje a las 22 víctimas que dejó el reciente atentado terrorista de la ciudad del norte de Inglaterra.

"Coldplay nunca había sonado tan bien como ahora, ¿verdad? Le dije: 'Jod**, sonáis genial. Retiro todo lo que dije sobre ti. Habéis tocado jod***mente bien", reconocía entonces para una emisora de radio holandesa.