Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Mesero de Pozzetto relata cómo vivió la masacre de hace 33 años

Alfonso Guaneme, último testigo de la masacre de Pozzetto, habló en la W sobre los hechos vividos el día del triste acontecimiento

Alfonso Guaneme, último testigo de la masacre de Pozzetto. Foto: La WCon Vicky Dávila

En entrevista con La W Radio, Alfonso Guaneme, mesero del restaurante Pozzetto, recordó 33 años después de la matanza, algunos de los hechos vividos durante la trsite noche de la matanza protagonizada por Campo Elías Delgado, un veterano de la guerra del Vietnam.

Guaneme afirmó, en diálogo con Vicky Dávila y su mesa de trabajo, que él fue el encargado de servir a la mesa al pistolero la noche de los acontecimeintos, y narró los momentos y conversaciones previas con el asesino. 

Guaneme afirmó que Delgado era un cliente habitual del lugar, que esa noche cenó pasta con pollo, bebió vino y algunas copas de un cocktaill con vodka; cortesía de la casa, visitó el baño cerca de 5 veces para preparar su revólver, y finalmente cometió el conocido episodio de asesinato masivo. 

El entonces mesero, recuerda que muchos de sus compañeros no continuaron trabajando en el restaurante, y que él fue de los pocos que siguió laborando en el lugar, que tras algunas reparaciones, reabrió sus puertas al público, 8 días después de los sucedido, y que desde esa fecha cargó con el estigma de haber sido el escenario de tan sangriento episodio. 

Sobre los mitos que rondan el lugar, el retirado trabajador de Pozzetto, afirmó que eran ciertos, que en el lugar se sentían algunos ruidos; se encendían de repente algunas luces; sonaba el piano; y que todos los domingos, a media, tarde se abría la puerta principal, en un hecho que el describía como "la visita del alma de Campo Elías".  Para Alfonso Guaneme, Delgado no solamente le perdonó hace 33 años la vida, sino que su alma, se convirtió en un espiritú protector. 

Durante la entrevista, Guaneme recordó como antes de perpetrar la matanza, Campo Elías Delgado le advirtió que pronto "se iría a dar un largo viaje", y señalandole una revista de la época le anunció que "pronto tendría noticias de él".