Escuche ahora

Perfiles W

Con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Por qué James Arthur se convirtió al veganismo?

El antiguo ganador de 'The X Factor' ha abrazado un estilo de vida mucho más saludable en el que el agua ha sustituido a la cerveza como su bebida de cabecera.

James Arthur. Foto: Bang Media

Cuando James Arthur se convirtió en el ganador del concurso británico 'The X Factor' en 2012, ya se perfilaba como un artista controvertido debido a su carácter violento e inestable, y lo cierto es que no decepcionó: en los años siguientes sufrió una adicción a las drogas y al sexo -a raíz, según él, de un romance fallido con Rita Ora- que, sumadas a las constantes salidas de tono que protagonizaba en Twitter -llegando a realizar comentarios homófobos por los que se disculpó más adelante- a punto estuvieron de costarle su carrera. 

Sin embargo, en 2016 el artista volvió a todo lo alto a las listas de éxitos con su tema 'Say You Won't Let Go' y una imagen renovada, con muchos menos tatuajes -por obra y gracia de unas sesiones de láser- y unos kilos

"Soy vegano desde hace siete meses. Mi guitarrista es vegano, es una especie de gurú, y mi hermana es vegetariana desde años año, así que he estado expuesto a mucha propaganda vegana", bromea ahora en una nueva entrevista al periódico Metro para justificar su aspecto más saludable.

Además de renunciar al consumo de productos derivados de los animales, el secreto del artista pasa por dar una gran importancia a mantenerse hidratado, sustituyendo las pintas de cerveza por agua como la bebida principal de su dieta.

Lo cierto es que su estrategia está dando resultados, ya que su vida vuelve a estar encarrilada después de que hace dos años fuera expulsado de su discográfica Syco -dirigida por su mentor Simon Cowell- a raíz de su enfrentamiento en Twitter con Micky Worthless, durante el que utilizó una serie de expresiones homófobas para insultarle y acabó al mismo tiempo con la gran oportunidad que le había dado la compañía.

"Cada vez que estaba cerca de un balcón o conduciendo mi coche, no podía evitar imaginarme saltando al vacío o saliendo a propósito de la carretera", reconocía acerca de la oscura etapa que siguió a su despido.

"Me tenía que repetir a mí mismo: 'No lo hagas, tienes a tus hermanas, eres el hombre de la familia'. Pero hubo muchas ocasiones en las que me lo planteé seriamente", confesaba el año pasado en una sincera conversación al periódico Evening Standard.