Escuche ahora

La W

con Fernando Bayo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Portugal exalta el singular tubérculo de la cherovía, similar a la zanahoria

La ciudad portuguesa de Covilha exalta desde hoy y por noveno año consecutivo un tubérculo muy singular denominado "cherovía", que sólo se cultiva en algunas zonas de la región Centro de Portugal, como Covilha.

Carlos García

Covilha (Portugal), 23 sep (EFE).- La ciudad portuguesa de Covilha exalta desde hoy y por noveno año consecutivo un tubérculo muy singular denominado "cherovía", que sólo se cultiva en algunas zonas de la región Centro de Portugal, como Covilha.

"Es un tubérculo que se puede cocinar de múltiples formas, tanto cocido como frito, y es muy preciado por las gentes de esta comarca", explica a la Efe Vitor Pereira, el alcalde de Covilha, una ciudad portuguesa próxima a la frontera con las españolas Extremadura y Castilla y León y que sobresale por su gran ambiente universitario.

La cherovía es una hortaliza que, a simple vista, es muy similar a la zanahoria, aunque de mayor volumen y algo más blanquecina.

Sin embargo, una vez en la boca, nada tiene que ver con ningún otro tubérculo, ya que tiene un sabor dulzón que la distingue del resto de los productos de la huerta.

En algunos sitios de España es denominada pastinaca, ya que su nombre científico es el de "Pastinaca sativa", y también se conoce coloquialmente como "zanahoria blanca".

El profesor de Ciencias de la Salud de la Universidad Beira Interior de Covilha, Eduardo Cabaco, explica a Efe que esta hortaliza se cultiva en esta comarca lusa, integrada en el Parque Natural Serra de Estrela, desde hace más de dos siglos.

Para que crezca bien, es preciso cultivarla en suelos arenosos, con mucho agua e incluso, como ocurre en Covilha, es necesario que esté cubierta por heladas.

"La cherovía es rica en fibra, vitamina C, magnesio, potasio y fósforo, lo que la convierte en un alimento muy preciado y saludable", argumenta Cabaco.

Aunque la cherovía proviene de la familia de la zanahoria, de los rábanos y de nabos, los expertos aseguran que se trata de un alimento totalmente diferente, ya que contiene más azúcares que el resto, por lo que su nivel de calorías también es diferente.

Comer cherovía sirve para prevenir el colesterol y el estreñimiento, y, como es rica en antioxidantes, los expertos que estos días se dan cita en el Festival de la Cherovía aseguran que comer este tubérculo ayuda a prevenir el cáncer de colon y, además, es un buen antiinflamatorio.

Según Eduardo Cabaco, en la última década prestigiosos cocineros de Portugal y de España se han interesado por este alimento, que han convertido en la base de algunos productos etiquetados como "cocina gourmet".

Aunque el plato más afamado es la crema de cherovía con manzana, Cabaco asegura que ya existen "más de un millar de formas para cocinar la cherovía".

En la mesa se puede servir como entrada, como primer plato, en forma de tapa, como sopa o puré o incluso como un dulce para el postre.

Además, debido a su sabor, es un alimento que sacia con rapidez el hambre, motivo por el que los expertos en nutrición también recomiendan introducirlo en dietas que persigan el adelgazamiento.

En la medicina tradicional se servía en sopas para combatir la tos, los resfriados y los problemas respiratorios, e incluso para acabar con dolores de cabeza, mareos o problemas de reúma. EFE

cgg/pfm/si