Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Presidente luso "rehabilita moralmente" al último condenado a muerte del país

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, aprobó la "rehabilitación moral" del último condenado a muerte del país, un soldado fusilado hace hoy cien años, como un acto simbólico que permitirá incluirle en el homenaje a los caídos en la Primera Guerra Mundial.

Lisboa, 16 sep (EFE).- El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, aprobó la "rehabilitación moral" del último condenado a muerte del país, un soldado fusilado hace hoy cien años, como un acto simbólico que permitirá incluirle en el homenaje a los caídos en la Primera Guerra Mundial.

En una nota publicada hoy en la página web de Presidencia, Rebelo de Sousa defiende que "este gesto, simbólico y humanitario, posibilita la rehabilitación de la memoria de un soldado condenado a pena contraria a los derechos humanos y a los valores y principios arraigados hace mucho tiempo en la sociedad portuguesa".

La pena de muerte fue abolida en el Portugal continental para los crímenes civiles en 1867 y en su totalidad en 1911, pero en 1916 fue reintroducida para algunos crímenes militares.

Al abrigo de esta reintroducción, el soldado João Ferreira de Almeida, del Cuerpo Expedicionario Portugués, fue fusilado en el campo de batalla en Francia por "traición a la patria" el 16 de septiembre de 1917.

Ferreira de Almeida se convirtió así en la última persona sentenciada a la pena capital por un tribunal portugués.

Gracias a esta "rehabilitación moral", podrá formar parte del tributo y homenaje que se prestará a todos los soldados portugueses durante el centenario de la Primera Guerra Mundial, como había solicitado la Liga de los Combatientes lusa. EFE