Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Proponen economías creativas como "fuente inagotable de recursos" en A.Latina

Las economías creativas e industrias culturales son una "fuente inagotable de recursos" porque están basadas en las ideas y el conocimiento, que nunca se acaban, dijo hoy a Efe Edna Dos Santos-Duisenberg, experta del Instituto de Naciones Unidas para la Formación e Investigación (Unitar).

Asunción, 17 nov (EFE).- Las economías creativas e industrias culturales son una "fuente inagotable de recursos" porque están basadas en las ideas y el conocimiento, que nunca se acaban, dijo hoy a Efe Edna Dos Santos-Duisenberg, experta del Instituto de Naciones Unidas para la Formación e Investigación (Unitar).

Dos Santos participó hoy en la primera sesión de la séptima reunión interamericana de ministros y altas autoridades de Cultura de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebra en Asunción.

En este evento disertó sobre la economía creativa, que comprende bienes, productos y servicios culturales: los tradicionales, el patrimonio, la artesanía, el folclore, así como los que requieren de mayor tecnología como el diseño, la arquitectura, la moda, la publicidad o los videojuegos.

La experta explicó que, en muchos países en desarrollo, la economía es muy dependiente de la exportación de uno o dos productos básicos, sean de origen agrícola o mineral.

"Tenemos que ver cómo diversificar estas economías. Además de los recursos naturales, tenemos los recursos de las ideas, el talento, la creatividad, el capital intelectual. Están disponibles en todos los países, especialmente gracias a los jóvenes", aseguró.

Dos Santos detalló que las industrias culturales permiten pasar de una "economía de la escasez", en la que cuanto más se usa el recurso menos va quedando, a una "economía de la abundancia", en la que el uso repetido de los recursos multiplica sus resultados, como sucede con las ideas.

Sin embargo, recalcó que no basta con tener ideas, sino que es importante "transformar las ideas en productos, bienes y servicios creativos que vayan al mercado".

"No queremos incentivar a los jóvenes a ser artistas, si después no pueden vivir de su trabajo. Necesitamos tener las condiciones para que puedan comercializar lo que hacen, tanto en el mercado local, como en el internacional", expresó.

Para ello, afirmó que los Estados deben tener un "papel facilitador" para promover políticas públicas, como por ejemplo la financiación de los proyectos culturales.

"Los bancos comerciales no saben lidiar con proyectos creativos, porque están acostumbrados a financiar productos primarios o industria pesada. Además, estos proyectos tienen un riesgo elevado, porque nunca se sabe si tendrán éxito o serán un fiasco", dijo.

Dos Santos apostó porque los estados asuman el costo de financiar otras políticas como la seguridad social, para que los artistas puedan jubilarse como el resto de profesionales, o para insertar a los creadores que trabajan en economía informal a la economía formal.

La experta insistió además en que las economías creativas no solo incentivan la parte cultural, sino también promueven la inclusión y ayudan a paliar la pobreza y la desigualdad de género, y a absorber a los jóvenes en un mercado laboral cambiante.

También reconoció que "la economía creativa no habría avanzado tan rápido si no hubiera pasado por la llamada revolución digital", y observó que "la revolución digital y el acceso a internet democratizan la circulación de información, bienes y servicios creativos".

Las economías creativas representan entre el 5 y el 11 % del empleo en países de las Américas como Canadá, Colombia, México o Trinidad y Tobago, según datos de la OEA.

Además, ofrecen oportunidades de trabajo para los jóvenes en mayor medida que el resto de sectores de la economía, un dato importante en una región con una mayoría de población juvenil, que históricamente ha sido castigada por altas tasas de desempleo. EFE