Escuche ahora

Perfiles W

Con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Richard Thaler: No soy optimista sobre cómo acabará el "brexit"

Carmen Rodríguez

Carmen Rodríguez

Estocolmo, 8 dic (EFE).- El premio nobel de Economía 2017, Richard Thaler, no se considera optimista sobre la posibilidad de que todo el proceso del "brexit" acabe con un buen acuerdo final entre el Reino Unido y la Unión Europea.

El estadounidense Thaler recibirá el domingo en Estocolmo el Premio Nobel de Economía por sus aportaciones a la economía del comportamiento.

"No soy optimista sobre un buen acuerdo, porque la Unión Europea no tiene incentivos para darle un buen tratamiento al Reino Unido, entre otras cosas porque no quiere sentar un precedente para otras situaciones", dijo a Efe el premio nobel de Economía.

Thaler consideró que "no habrá una ganancia económica para el Reino Unido dejando la Unión Europea, eso es seguro, la cuestión es cuánto tendrá que pagar".

Precisamente hoy la Comisión Europea y Reino Unido informaron de que han logrado un primer acuerdo en el largo proceso de negociación de la salida británica de la Unión Europea, el cual les permite adentrarse en la segunda fase de negociaciones.

Esta segunda fase de la negociación se centrará en la relación entre la UE y el Reino Unido una vez este país haya abandonado la UE.

Thaler (Nueva Jersey, 1945) es considerado el padre de la economía del comportamiento, que incorpora en sus análisis aspectos psicológicos, pues no siempre se actúa de forma racional al tomar decisiones económicas.

Los británicos que votaron a favor de salir de la UE "no lo hicieron sobre la base de cálculos racionales", dice el nuevo nobel de Economía.

"Si le preguntásemos ahora a la gente cuánto estaría dispuesta a pagar para salir de la UE no creo que fuera una cifra muy grande -dijo- y, sin embargo, el coste será una cifra grande".

Por ello, la primera ministra Theresa May "debería dar a los británicos, de alguna manera, un oportunidad para volver a pensárselo", para lo que apuntó opciones como un voto en el Parlamento.

"Creo que deberíamos haber aprendido que los referendos no son la mejor manera de zanjar este tipo de asuntos", indicó el nobel.

Además consideró que no fue una buena idea usar en la pregunta para el referéndum de "brexit" el término "permanecer" ("remain", en inglés) en la UE. "Es una palabra plana, débil. No sé cuál habría sido el termino apropiado, pero no puedo pensar en uno peor que 'permanecer'".

El nobel estadounidense se mostró muy crítico con Donald Trump, a un año de su elección. "Veo mi país aterrador. Tenemos un presidente que es incompetente y no esta interesado en los hechos", señaló.

La tendencia más preocupante para Thaler en la economía actual es "el aumento de la desigualdad" y calificó de "no saludable" que la mayor parte del crecimiento vaya solo a una pequeña parte de la población.

Ese incremento de las desigualdades es -señaló- "una de las cuestiones subyacentes en asuntos como el "brexit" o en algunos de los votantes de Trump".

A esos votantes estadounidenses se refirió al decir que "no están siendo ayudados" con la reforma fiscal propuesta por el presidente Trump. "Si han pensado que esto va a solucionar sus problemas económicos, tristemente se han equivocado".

Aunque no se considera "un experto" en criptomonedas, Thaler se refirió a bitcoin, cuyas importantes fluctuaciones y récords de cotización en las últimas semana dividen a los expertos.

Esa criptomoneda "no tiene ninguna de las cualidades que uno buscaría en una moneda: que sean estables y con valor", dijo el nobel, quien no puede "pensar en ninguna razón para usar bitcoin como medio de cambio en una transacción legal".

Autor junto a Cass Sunstein del betseller "Un pequeño empujón" (2008), el libro usa los conceptos de la economía conductual para analizar problemas sociales.

Thaler considera en una de sus teorías más conocidas, que instituciones públicas o privadas pueden dar a los individuos pequeños empujones o estímulos ("nudge", en inglés) para que tomen decisiones que les beneficien a largo plazo, por ejemplo tener un plan de pensiones, pero manteniendo siempre la libertad de elección.

Esos pequeños empujones pueden usarse en cualquier ámbito y, entre ellos, citó alentar a las personas a seguir mejor los tratamientos médicos, como una forma de reducir los gatos en materia de sanidad.

El "mantra" de Thaler para esos pequeños empujones es: "Si quieres que la gente haga algo, haz que sea fácil". EFE