Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Salsero boricua Willito Otero resalta la valentía de la camada

El joven salsero puertorriqueño Willito Otero defiende el buen trabajo que realiza, incluyéndose, la actual y no la llamada "nueva generación" de la salsa, presentando nuevos estilos para destacarse en la música ante la falta de apoyo de las emisoras de radio y disqueras.

Jorge J. Muñiz Ortiz

San Juan, 20 may (EFE).- El joven salsero puertorriqueño Willito Otero defiende el buen trabajo que realiza, incluyéndose, la actual y no la llamada "nueva generación" de la salsa, presentando nuevos estilos para destacarse en la música ante la falta de apoyo de las emisoras de radio y disqueras.

"La realidad es que estamos tratando de borrarle la marca de la nueva generación de la salsa, porque hay algunos que llevan casi 20 años de carrera y eso no se puede considerar como nuevo. ¿En qué punto uno es nuevo? Yo no lo sé. Somos el presente", afirmó el artista de 33 años.

"Si comparas la cantidad de artistas de esta presente generación con los establecidos, creo que somos más que ellos. Que el género no sea apoyado a décadas anteriores, es cierto, pero esta es la realidad que nos tocó", enfatizó Otero, quien recientemente lanzó su primer disco, "Que comience la función".

Actualmente, Otero integra parte de un contingente de salseros jóvenes junto a Manolito Rodríguez, N'Klabe, NG2, Carlitos García, Juan José Hernández, Juan Pablo Díaz, Francisco "Pirulo" Rosado, Carlos D' Castro, Pete Perignon, Manolito Rodríguez, Keyvan Vega, Michelle Brava, entre otros.

Incluso, varios miembros de este mencionado grupo forman parte también de Somos La Salsa, un conglomerado de artistas dirigidos por Joseito Ruiz, trompetista de la orquesta de Otero, con el fin de continuar impulsando el género y continuar con el legado histórico del ritmo caribeño.

A diferencia de los míticos artistas que se hicieron famosos entre las décadas del 50 y 90 por el apoyo de las disqueras, presentaciones diarias en clubes y espectáculos públicos, estos jóvenes salseros han tenido que adentrarse fuerte en la industria musical mediante las redes sociales publicando sus temas en las diferentes plataformas y abriendo compañías independientes.

"No es que estemos pegaos en la radio, pero lo que estamos haciendo, estamos bien", opinó Otero, quien el próximo 25 de junio participará de la tercera edición del "Aniversario de la salsa", en el Estadio Francisco Montaner de Ponce, municipio al sur de Puerto Rico.

Otero explicó que, al menos él, se separa de los demás cantantes de la salsa porque canta con un timbre de voz agradable, compone canciones, sonea (improvisar) y "guapea" (atrevido), aunque está en proceso de mejorar sus dotes bailables, como lo hace El Gran Combo de Puerto Rico, Gilberto Santa Rosa u Oscar D' León.

"Estoy tratando de estudiar todo", aseguró Otero, quien en su primer disco, "Que comience la función", cuenta con sus composiciones propias, "El barrio" y el bolero "Puesta y salida".

Y con todos los dotes artísticos con los que cuenta Otero, especialmente en el timbre de voz y "soneos", es comparado con algunos de los salseros más destacados en la historia.

"Las comparaciones las tomo como asimilaciones. Al menos me comparan con los grandes", sostuvo Otero, quien gracias a que comenzó en la música como trovador en su natal municipio de Orocovis (centro), en parte lo ha ayudado a ser un "sonero", que sabe improvisar sobre el escenario.

Sin embargo, admitió que el cantar salsa se le hizo más difícil que improvisar en la trova por las diferentes claves musicales con las que cuenta el género caribeño.

"La clave es compleja. Hay que sentirse a estudiar y escuchar a los bravos: Ismael Rivera, Cheo Feliciano, Chamaco Ramírez y Gilberto Santa Rosa. Algo bueno que tenemos nosotros es la escuela", afirmó Otero, quien pronto realizará varias presentaciones en las ciudades estadounidenses de Chicago y Boston. EFE