Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El proyecto ITER valida que experimentos de fusión nuclear lleguen en 2035

El proyecto ITER, cuya meta es demostrar la viabilidad de la fusión nuclear como fuente de energía, anunció hoy que el experimento que fusionará átomos de deuterio y tritio ocurrirá en 2035 y confirmó que el primer plasma se logrará en 2025.

París, 17 nov (EFE).- El proyecto ITER, cuya meta es demostrar la viabilidad de la fusión nuclear como fuente de energía, anunció hoy que el experimento que fusionará átomos de deuterio y tritio ocurrirá en 2035 y confirmó que el primer plasma se logrará en 2025.

El encuentro del consejo del ITER, inaugurado ayer y clausurado hoy en la localidad francesa de Saint Paul Lez Durance, en la Costa Azul, validó ese programa basado en el buen avance registrado durante los últimos 18 meses de las obras que albergará el reactor.

Su comunicado destaca que esto ofrece "una prueba tangible de respeto de los compromisos".

El ITER, uno de los mayores proyectos científicos del mundo, pretende reproducir las reacciones de fusión que tienen lugar en el Sol y demostrar que la energía de fusión es científicamente y tecnológicamente posible.

La nota emitida hoy no precisó el coste general del proyecto, pero sí que este fue aprobado "ad referendum" y que por lo tanto le corresponderá ahora a cada miembro conseguir su aprobación en sus respectivos presupuestos gubernamentales.

Europa contribuye con casi la mitad del coste de su construcción, mientras que los otros seis miembros de este grupo internacional (China, EEUU, la India, Japón, Corea y Rusia) participan a partes iguales con el resto.

El presupuesto inicial del ITER, hace una década, era de 5.000 millones de euros (unos 5.350 millones de dólares), debido a "un calendario no realista y un apreciación subestimada de los costes", según su director general, Bernard Bigot, quien el pasado octubre apuntó que el coste total hasta su puesta en marcha podría elevarse a unos 18.000 (más de 19.000).

El consejo apoyó hoy igualmente la estrategia que contempla que se vaya completando el ITER por etapas y que entre cada una de ellas se efectúen experimentos de fusión nuclear, para minimizar los riesgos.

"La adherencia rigurosa a los estándares de calidad, seguridad y plazos ofrecen un fuerte respaldo para confiar en que el proyecto va a mantener su actual momento positivo", añadió la nota, según la cual este encuentro también ha aprobado nuevas medidas para acrecentar su efectividad.

ITER es uno de los mayores proyectos científicos del mundo y su nombre no solo significa camino en latín, sino que es el acrónimo en inglés de reactor termonuclear experimental internacional.

El plan, objeto de retrasos en los últimos años, pretende reproducir las reacciones de fusión que tienen lugar en el Sol y demostrar que la energía de fusión es científicamente y tecnológicamente posible.

Para producir la fusión atómica, el combustible debe alcanzar temperaturas de unos 100 millones de grados en el reactor experimental, lo que sitúa a la materia en un estado similar al gaseoso, denominado plasma.

La dificultad, según los expertos, consiste en conseguir el confinamiento del plasma durante un tiempo suficientemente largo con un volumen discreto como para poder generar energía. EFE