Escuche ahora

Salsa con Estilo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Petición pública para que Snapchat revierta últimos cambios sobrepasa el millón de firmas

En solo unos días, la revuelta provocada por los usuarios de Snapchat para presionar a la compañía para que devuelva a la plataforma su diseño original ha sobrepasado el millón de firmas.

Petición pública para que Snapchat revierta últimos cambios sobrepasa el millón de firmas. Foto: Getty Images

Han pasado solo unos días desde que la petición pública lanzada por un decepcionado usuario de Snapchat con el objetivo de presionar a la plataforma para que devolviera el diseño de la interfaz a su versión original -o al menos a la imagen que esta presentaba antes de la última actualización- llegara en pocas horas a las 800.000 firmas, toda una demostración de fuerza que, además, contaba nada menos que con el respaldo de celebridades como la modelo Chrissy Teigen.

Pues bien, la campaña de presión ejercida para que los responsables de tan polémicos cambios den marcha atrás y los reviertan completamente -lejos de desinflarse- no ha dejado de ganar adeptos a lo largo del fin de semana hasta convertirse ya en un ejército de un millón de personas, como ponen de manifiesto las cifras de la página que su artífice abrió en Change.org para luchar por la causa.

Una de las razones que podrían explicar semejante incremento del apoyo popular en el transcurso de dos días reside en la entrada en escena de una nueva y flamante portavoz para el movimiento, la estrella televisiva Kylie Jenner, quien no dudó el pasado viernes en preguntar a sus millones de seguidores sobre tales cambios para, a continuación, acabar confesando que no le gustaban en absoluto. "¿Pero cuánta gente tiene que decir que odia esta nueva actualización para que la gente de Snapchat reconsidere la medida que han tomado?", escribía por su parte una indignada Chrissy para espolear a todos aquellos admiradores que acumula en Twitter, su red social predilecta en lo que a denunciar injusticias se refiere.

Fue el pasado miércoles cuando el creador de la cada vez más mediática y significativa campaña de protesta, el australiano Nic Rumsey, decidía reconvertir su indignación personal en toda una cruzada internacional con el registro de la exitosa solicitud, a la que añadió una extensa y vehemente descripción sobre las causas de su enfado y los fines que perseguía su iniciativa.

"Muchos fans de Snapchat se han percatado de que todos estos cambios no han hecho que la plataforma sea más sencilla de utilizar, sino que han creado confusión y han introducido nuevas funcionalidades que son bastante complicadas de usar y algo absurdas. Me he percatado de que el hartazgo ante estas medidas es cada vez más generalizado y que numerosos usuarios desearían que Snapchat regresara a su configuración original. Esta petición tiene precisamente el objetivo de persuadir a Snapchat Inc para que dé marcha atrás", reza un extracto de la declaración que sustenta su petición.