Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Uber podría lanzar un servicio solo para mujeres en Londres

La compañía de taxis privados, así como otros operadores del transporte de la capital británica, han recibido una petición para que ofrezcan a las mujeres un servicio más seguro para ellas.

Uber podría lanzar un servicio solo para mujeres en Londres. Foto: Getty Images

Al igual que ha ocurrido en la ciudad española de Vigo, cuya flota de autobuses nocturnos podrá recibir a partir de ahora peticiones de paradas solicitadas en cualquier punto del trayecto para aquellas mujeres que quieran abandonar el vehículo en un lugar seguro para ellas, Londres podría adaptar su servicio de transportes a todas aquellas previsiones que sirvan para garantizar la integridad física de sus ciudadanas y visitantes.

De forma más concreta, el organismo regulador del transporte de la capital británica, Transport for London, ha trasladado a las diferentes compañías que operan taxis en la ciudad -específicamente las de propiedad privada, como Uber o Addison Lee- varias sugerencias para incrementar los niveles de seguridad y evitar cualquier clase de agresión de carácter sexual, entre las que destaca la propuesta de ofrecer servicios exclusivos para mujeres.

"El mercado de los medios de transporte privado no se reconoce actualmente en la normativa administrativa y legal del sector que todavía se encuentra en vigor. Su crecimiento y las diferentes modalidades en que se opera el servicio requieren de una nueva regulación acorde con los tiempos y que pueda mantenerse vigente durante la próxima década, en lugar de ser más acorde a la anterior", reza un extracto del informe que ha emitido TFL al respecto, el cual contiene las mencionadas sugerencias.

De la misma forma, y tras dejar patente que esas sugerencias podrían acabar transformándose en un imperativo legal, la autoridad pública del transporte londinense también se ha comprometido a revisar las medidas de seguridad de aquellos vehículos directamente ligados a su control -autobuses, red de metro y taxis convencionales- para reducir y, en su caso reducir, posibles crímenes dirigidos eminentemente contra las mujeres.