La insoportable rebelión del Twitter, por Diana León Avendaño

Foto: PeteSimon http://www.flickr.com/
Yo también lo he hecho. Me he creído irreverente por trinar. 140 caracteres después me he sentido estúpida.
Álter Ego | Agosto 16 de 2013
Hoy los ‘rebeldes’ estamos sentados (sí, así como yo mientras escribo esta entrada). Nuestra malicia más grande es escribir un mensaje y darle clic. Y así, de repente, somos mejores que los políticos a los que criticamos, más activistas que los que salen a las calles, más subversivos que los que están en la selva, más expertos que los que estudiaron y más correctos que el resto del planeta. Esa es la filosofía.

Alguna vez escuché: “El primer hombre que dijo que una mujer no se toca con el pétalo de una rosa fue un artista. El segundo fue un imbécil”. Así mismo, el primero que dijo que las redes sociales “son el futuro” (qué cliché más fastidioso, a propósito), y que las movilizaciones ciudadanas se habían trasladado al mundo virtual debió sonar inteligente. El segundo que lo dijo sonó tonto y el tercero ni hablar.

Yo soy fanática de lo digital. Alrededor de eso se mueve mi trabajo y parte de mi entretenimiento. Sin embargo, también soy fiel creyente de que un hashtag no va a cambiar el mundo. Sobre todo por una razón: porque las modas se las lleva el viento.

Aclaro: No le digo moda al poder de las conexiones virtuales. A ellas mis respetos. Les digo moda a los temas que se mueven en Twitter. Hoy es moda criticar a un alcalde, mañana será moda apoyarlo. Hoy es moda ayudar a los animales, mañana para algunos será moda defender la tauromaquia. Yo no le ‘como cuento’ de activismo virtual, a lo que hoy indigna y mañana se olvida. Tampoco le ‘como cuento’ a los expertos del Twitter, a los que hoy hablan de fútbol, mañana de atletismo y pasado mañana de baloncesto con toda la propiedad del caso y sin el mínimo estudio en el asunto.

Me diagnosticaron ‘unfollow’

Fácil Diana, si no le gusta un tuitero, no lo siga. Eso me han dicho. Eso he pensado. Pero ese no es mi punto.

Mi punto es que, si bien las redes sociales son un espacio de libre expresión (otro cliché fastidioso), no pueden seguir siendo un ring de boxeo: Tuitero versus tuitero, caricaturista versus periodista, tuitero versus presentador de televisión, hincha versus futbolista, etc.

Abrir Twitter y encontrarse con tendencias que reflejan un país con ínfulas de perfeccionismo y con supuesta autoridad moral para ser criticón es penoso. Es más fácil ganarse un puesto en las tendencias cometiendo un error que dando alegrías. Y aquellos que son destacados por sus buenas obras, en pocos días se quedan en el olvido.

No puedo concluir esta entrada diciendo la solución al problema. Yo me incluyo en la lista de los que critico y, por esa razón, no tengo derecho a hacerlo. Pero antes de dar el clic y aparecer en el timeline de alguien que se atrevió a seguirme, sí me aseguraré de no creerme mejor que nadie, ni de tener la verdad absoluta en un medio en el que el que sube como palma cae como coco.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de La W Radio
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Escrito por
Diana León Avendaño 
Periodista digital de W Radio Colombia. Estudió Comunicación Social en la Universidad Santo Tomás de Bogotá. Trabajó en Caracol Radio como periodista de tecnología y medio ambiente. Premio CPB de Crónica Periodística 2010. En Twitter: @DianaLeonAv
Sobre el Blog Cada cual vive en su mundo. Cada cual saborea sus días y tiene sus preocupaciones, pero eso no descarta que alguna parte de su ser esté preocupado por otras cosas completamente distintas. A mi álter ego le da por lo social, por el debate y por revolcarse en su celda por culpa de las injusticias y los estereotipos. Este es un espacio para recuperar nociones de un país que se pierde en aristas. Todo punto de vista es respetable, el disenso es una fortuna, pero hay cosas innegociables. Advertencia: La autora puede ser demasiado joven para concebir el mundo, pero no demasiado vieja como para haberse acostumbrado a su hostilidad. Las opiniones aquí expresadas no comprometen ni expresan la opinión de W Radio.
@WRadioColombia en Twitter
Archivo
Noviembre 2014
DLMMJVS
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30
Suscribase a este sitio añadir este sitio a RSS
Publicidad
Calle 67 No. 7-37 Bogotá (51) 3262325, (51) 3262550 - 018000510560 W Radio es una empresa de Unión Radio Miembro iab Colombia Miembro de Asomedios