La W RadioLa W Radio

Actualidad

Las pruebas sobre el modus operandi de la compra de tierras en el Urabá

La W conoció las pruebas que serían esenciales para poder contrastar los testimonios de Benito Osorio y Benito Molina presentados ante la JEP.

Las pruebas sobre el modus operandi de la compra de tierras en el Urabá

Las pruebas sobre el modus operandi de la compra de tierras en el Urabá

23:32

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://www.wradio.com.co/embed/audio/366/1643199363_499_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La W conoció pruebas documentales, entre ellas actas de las juntas directivas del Fondo Ganadero, contratos de compraventa y cheques que ilustran el modus operandi de la compra de tierras en el Urabá. Estas pruebas serían esenciales para poder contrastar los testimonios de Benito Osorio y Benito Molina presentados ante la Jurisdicción Especial para la Paz.

COMPRA DE TIERRAS FINCA TULAPA

En acta 1075 del año 1997, Luis Gallo propuso que el Fondo Ganadero de Córdoba ampliara sus actividades para así generar un retorno a la inversión. Gallo le explicó a la W que “la citada acta 1075, no se propuso un modelo económico y menos, uno que implicara adquirir tierras. La única intervención en dicha acta que se podría interpretar como un modelo económico reza: [Luis Gallo] “cree importante reconocer que como [el Fondo] es una entidad de fomento, debería haber un espacio para que, siendo eficiente y dando retorno, pueda hacer fomento. Aclaro que cuando ellos entraron al Fondo, su interés no era liquidarlo ni pasar todo el ganado a administración directa, sino que el Fondo fuera eficiente, tuviera ganado en depósito y fomentara la ganadería”.

En la discusión sobre la pertinencia de iniciar la compra de tierras en Urabá, se analizó la situación de orden público en el territorio, a lo cual el gerente Benito Osorio dice que el Fondo Ganadero: “no puede desconocer la realidad de la situación que vive la zona ni decir que se es neutral” y así, pidió que la decisión de comprar tierras fuera una decisión unánime.

A lo que Gallo responde que: “cuando se menciona la palabra neutralidad, quiere decir que si el Fondo compra unas tierras en zonas de autodefensas no es que el fondo vaya a hacer lo mismo que ellos (…) y no se debe pagar ni a la guerrilla ni autodefensas”.

La W le preguntó al señor Luis Gallo quien garantizó esa neutralidad que se propuso ¿Quién le hizo seguimiento a las compras que se hacían teniendo en cuenta la zona en la que estaban ubicadas? A lo anterior, contestó que “solo el manejo diligente y responsable de todos los directivos y administradores puede garantizar que una empresa en Colombia, o en el mundo, actúe acorde a la ley. Cuando existe dolo y mal fe de algún directivo o administrador, es casi imposible que no ocurran irregularidades”.

En la siguiente junta, se aprobó la decisión de adquirir tierras de los municipios de Necoclí, Turbo, Arbolete y San Pedro de Urabá, y se acordó un promedio de 350 mil pesos por hectárea.

INCORA

Al parecer no todos los miembros de la junta estaban convencidos de esas compras porque en acta 1094 del 24 de noviembre de 1998, Gustavo de León tuvo dudas de cómo se estaban negociando los terrenos en el Urabá y se le aclaró que “estos terrenos son objeto de titulación por parte del INCORA a los adjudicatarios (…) quienes posteriormente, venden al fondo ganadero a través de un apoderado”.

Según informe policial, el Fondo habría trabajado de la mano con María Inés Cadavid, jefe jurídica de adjudicaciones del INCORA para la legalización de los predios. Esta relación se prueba mediante acta 1135 del 12 de diciembre de 2003 cuando Cadavid viaja y le hace una presentación al Fondo sobre cómo ha sido el proceso de legalización de las tierras

SOR TERESA GOMEZ

El 25 de agosto del 2000, el Gerente Benito Osorio pidió permiso de la junta para entregar un poder especial a Sor Teresa Gómez para que negociara con los campesinos a nombre del Fondo, lo cual fue autorizado de manera unánime.

Así las cosas, los campesinos viajaban a Montería en donde Sor Teresa Gómez les hacía firmar documentos en donde la autorizaban a negociar a su nombre con el Fondo Ganadero

También, la W conoció las copias de cheques que se habrían utilizado para pagarle a estos campesinos. Según Informe de Policía Judicial, estos eran endosados y realmente eran cobrados por empleados de FunpazCor, Sor Teresa los recibía y les pagaba precios irrisorios a los campesinos.

En su momento, surgieron dudas sobre la veracidad de los cheques, traspaso de acciones y otorgamiento de poderes realizados mediante falsificación de firmas y suplantación de personas que ya habían fallecido. Mediante acta 1148, el señor Carmelo Esquivia quien actuaba como abogado del Fondo, recomendó presentarse como parte civil dentro del proceso. En esta misma acta, se adjuntó la denuncia presentada ante la Fiscalía por Miguel Puche Yáñez, Notario Tercero del Círculo de Montería advirtiendo sobre esta misma situación.

Según Informe Judicial, el 49% de los procesos se llevaron a cabo en la Notaria 3 de Montería , 48% en la Notaria Única de San Pedro de Urabá y 3% en la Notaria Única de Carepa.

En una versión de indagatoria, Carlos Sotomayor, representante del Ministerio de Agricultura en el Fondo, recordó que la junta directiva viajó a una de estas fincas, miraron los predios y cuenta cómo llega Sor Teresa Gómez y les dice que esa tierra está en venta. El fiscal le pregunta por qué ella estaba ahí y dice “no conozco la razón a esa visita (…) era la directora de Funpazcor”, y dijo que en su momento no conocía la relación de Sor Teresa con los Castaño. La indagatoria coincide con la declaración de Benito Osorio, por lo cual la W Radio le preguntó a Luis Gallo si efectivamente había hecho parte de esta reunión en la finca La 52, y contestó que no se iba a pronunciar frente a ese tema.

Aunque las actas de las reuniones no mencionan a la familia Castaño, también se conoció un documento donde están listados todos los accionistas del Fondo Ganadero de Córdoba. En el mismo, está toda la familia Castaño con un aproximado de 51 mil acciones.

La W Radio también conoció un informe de policía judicial del 10 de octubre de 2014 en donde se identificó el Parqueadero Padilla como centro contable de las autodefensas. En el informe hay registros de lo que sería el pago a Sor Teresa Gómez o alias ‘La negra’, como le decían internamente.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad