La W RadioLa W Radio

Actualidad

La llamada de la mamá de Iván Duque con implicada en red de corrupción Mario Castaño

Una conversación interceptada y revelada por la revista Cambio abre debate sobre gestiones de Juliana Márquez ante subalternos de su hijo.

La llamada entre la mamá del presidente Iván Duque y una de las implicadas en la red de corrupción del senador Mario Castaño

La llamada entre la mamá del presidente Iván Duque y una de las implicadas en la red de corrupción del senador Mario Castaño

10:21

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://www.wradio.com.co/embed/audio/366/1658148107_124_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Juliana Márquez, madre del presidente Iván Duque. Foto: Colprensa

Colombia

La periodista Sylvia Charry de la revista Cambio, en la que trabajo, reveló en las últimas horas la existencia de una interceptación, que está en poder de la justicia, y que muestra una conversación entre doña Juliana Márquez, madre del presidente Iván Duque y Nova Lorena Cañón, una relacionista pública investigada por hacer parte de la red de corrupción del capturado senador Mario Castaño.

En El Reporte Coronell:

La señora Cañón ha declarado que doña Juliana Márquez no sabía que ella estaba involucrada en las actividades delictivas del senador Mario Castaño. Dice textualmente: “La señora Juliana Márquez nunca se enteró de los pagos que me hizo el senador. Incluso, ella desconocía que yo trabajaba con el señor Mario Castaño, es una persona ajena a la situación”.

Sin embargo, Lorena Cañón también ha dicho que hacía gestiones para la mamá del presidente Duque ante entidades oficiales.

La grabación revelada parece una de esas gestiones ante la Sociedad de Activos Especiales (SAE), una entidad gubernamental que administra bienes incautados a narcotraficantes y otros delincuentes.

En la comunicación, la relacionista le reporta a la mamá del presidente que habló con un oficial de la Policía Nacional sobre un bien en el que estaría interesada doña Juliana para una obra social. Y añade que si necesita más puede contar con eso, porque ellos tienen 28.000 inmuebles con los que pueden apoyar:

  • Lorena: Ah, bueno señora, acabo de salir de la SAE. Le dejé una artesanía al teniente coronel Castillo porque ya se está terminando de finiquitar el tema del inmueble del barco San Rafael.
  • Juliana: ¡Ay, no puede ser!
  • Lorena: Sí, me dijo: venga, Lorena miremos todo, le decimos, estamos esperando un apoyo de la Gobernación, pero ya está listo. Dijo, Lorena, quiero que organicemos una reunión con el director de SAE porque si la señora Juliana necesita otros inmuebles que nos diga en qué ciudades quiere. Tenemos 28.000 inmuebles con los que podemos apoyar.
  • Juliana: ¡Ay, no, Dios mío!
  • Lorena: Me dijo, miremos de pronto en el Tolima qué se puede hacer…
  • Juliana: ¿Qué pasó con lo del Tolima?
  • Lorena: Con lo del Tolima, no, acuérdese que con lo del Tolima no le hemos pedido ningún inmueble a él.
  • Juliana: No, pero ¿con lo de la Cruz Roja?
  • Lorena: Con lo de la Cruz Roja, están haciendo como toda la consulta. La señora Luz de Soler también está allá ya pendiente. Yo viajé, dos días después de que hablé con Juliana, ella miró, tomó fotos, todo, se reunió con el de la Cruz Roja y todo porque la conoce.
  • Juliana: ¿Ella fue?
  • Lorena: Sí, ella fue. Dos días después de que hablé con Juliana, yo viajé con la señora Luz. Y la señora Luz tiene muy buen nexo con la Cruz Roja, porque les presta a las bodegas aquí en Bogotá para que guarden las cosas.
  • Juliana: ¡Ah, qué maravilla!
  • Lorena: Sí, entonces dijo, digámosle a la señora Juliana, dijo, Lorena, voy a organizar una reunión, usted viene y conectamos a la señora Juliana y ¿en qué ciudades necesita inmuebles? porque hay varios, en Guayabal tienen 9, en Honda hay 7, en Espinal hay 17.
  • Juliana: Ah no…
  • Lorena: Dijo pues que me diga la señora Juliana, se organiza, porque si necesito que me cuente esos talleres escuela que la señora juliana quiere dejar, podemos dejarlos en concesionados (sic) con los inmuebles.
  • Juliana: Perfecto.

El oficial de la Policía mencionado, el coronel Alexander Castillo Marín, en su momento enlace entre la Policía Nacional y la SAE, fue contactado por la periodista Sylvia Charry de Cambio, pero declinó hacer comentarios porque hay una investigación en curso.

La llamada continúa y Nova Lorena Cañón le dice a la mamá del presidente Duque que un viceministro está pidiendo hablar con doña Juliana y ella responde que está muy agradecida con él.

La relacionista agrega que ese viceministro los puede contactar con el director de la Dijín porque esa dirección de la Policía Nacional puede donar cosas:

  • Lorena: ¿No? Es que sabe qué, ha estado corriendo, pero el señor viceministro me dijo: ¡ay, Lorena, márquele a la señora Juliana! Le dije señor viceministro, hablémonos hoy en la tarde y le organizo el puente de la llamada, porque sabe qué, es un trabajador incansable.
  • Juliana: No, yo sé, pero ya hablamos el otro día. Igual estoy muy agradecida.
  • Lorena: Y me dijo también que nos va a organizar con el director de Dijin, que, porque con el de la Dijin pueden donar lo que quieran, ciclas, dijo, allá hay carros, lo que la señora Juliana pregunte, allá le pueden decir si lo hay o no lo hay.
  • Juliana: ¡Ay, qué maravilla, Lorena! Yo cómo le agradezco.

En otra parte de la conversación, doña Juliana Márquez dice que ella misma ha hablado con la Cancillería.

  • Lorena: Yo lo único que le dije al capitán Castillo, le dije vea, coronel, nosotros lo único que hacemos es solicitar las cosas y ustedes mismo las entregan.
  • Juliana: Bueno, pues yo hablé con la Cancillería, estamos esperando una llamada de la Embajada de España, ellos están estamos esperando, miremos a ver qué dicen, ya hice la vuelta con el vice, Dios quiera que nos funcione, no se olvide de las guitarras.

Lo que evidencia la interceptación es que la mamá del presidente, de manera directa y a través de Nova Lorena Cañón, hacía gestiones ante subordinados de su hijo para lograr beneficios para una obra social.

Lo social no quita lo grave.

Está muy bien el altruismo, pero lo cuestionable es el lobby ante entidades del gobierno de su hijo. Imagínese si cualquier otra obra social, por decir algo Las granjas infantiles del padre Luna, podrían tener acceso a los altos funcionarios y la celeridad para decidir una petición que como está impulsada por la mamá del presidente de la República.

Lorena Cañón, quien busca un acuerdo por colaboración con la justicia, declaró que el capturado senador Mario Castaño le pidió que ayudara para que el Ministerio de Hacienda le aprobara 2.000 millones de pesos al Ministerio de Cultura para una escuela taller en Salamina, Caldas.

Según la relacionista, Castaño le ofreció 300 millones de pesos por esa gestión.

El senador Castaño en su indagatoria niega que le hubiera ofrecido plata a la señora Cañón por esa vuelta y dice: “Ella tenía muchas relaciones públicas, tenía la capacidad de ingresar a casi todas las entidades del Estado. Ella tenía y utilizaba una chapa muy grande, como la asistente de la mamá del presidente en todas las instituciones donde iba”.

Castaño agrega sobre ese proyecto específico, la Casa Taller de Salamina, lo siguiente: “No tuve absolutamente nada que ver en eso y quiero manifestarle que hay un reconocimiento, hay un video, en el cual la señora mamá del presidente Duque la coloca como estandarte para trabajar en la casa taller a Lorena Cañón”

Cambio también revela el video –dirigido a los habitantes de Salamina– donde la madre del presidente Duque, doña Juliana Márquez, señala que Lorena Cañón la representa:

  • “Buenos días a todos. Les envío un saludo muy especial a la Escuela Taller de Salamina, Caldas. Por motivos de pandemia no pude asistir y acompañarlos como era mi deseo, pero en representación mía estará Lorena Cañón quien estará pendiente de ustedes. todo el tiempo para traerme sus inquietudes. Muy pronto estaremos juntos, nos abrazaremos y conversaremos”.

De viva voz, doña Juliana dice que Lorena Cañón actúa en representación de ella, al menos para esta causa.

Por ingenuidad y también por no tener claros los límites de la delicadeza, la madre del presidente Iván Duque hizo gestiones ante subalternos de su hijo de manera directa y a través de la señora Nova Lorena Cañón.

Doña Juliana Márquez, como madre del presidente Iván Duque, no tiene fuero especial. No puede ser investigada por la Corte Suprema de Justicia que deberá decidir si ordena o no compulsar copias a la Fiscalía General de la Nación para que investigue si ella pudiera haber incurrido en el delito de tráfico de influencias de particular.

El Código Penal establece penas de entre cuatro y ocho años de cárcel para esa conducta delictiva.

Pero ella puede estar tranquila. Si la Corte Suprema compulsa las copias para que la investiguen, el proceso quedará en manos de un subalterno del fiscal general Francisco Barbosa, quien le debe su nominación al presidente Iván Duque, su amigo y compañero de estudios.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad