Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Tunja 480 años de fundación y punto clave de la independencia de Colombia

Según el destacado historiador Javier Ocampo, a Tunja Bolívar la llamó, ciudad heroica, taller de la libertad

Acta original de la Fundación de Tunja.. Foto: La W

Hablar de Tunja va más allá de sus casas coloniales, algunas republicanas y otras modernas, bajo la lluvia y el frio constante, se esconde en la capital de Boyacá una historia milenaria, de huellas arqueológicas y de culturas indígenas.

Tunja es la síntesis de la historia nacional. Recuerde: con los chibchas fue la capital de los Zaques. Es de milenios, Tunja tiene más de 6000 años”, narra Javier Ocampo, presidente de la Academia de Historia de Boyacá.  

Javier Guerrero es otro destacado historiador de la UPTC, cuenta que Tunja era la capital de un imperio muy bello, el imperio muisca con Santafé, Duitama y los lugares más sagrados.

“No tenía un gran desarrollo de la cultura material, pero tenía un gran desarrollo de su cultura inmaterial, de su lenguaje y creatividad y su reflexión sobre el universo”.

La capital boyacense declarada patrimonio de la Nación en 1959, fue fundada por el capitán Gonzalo Suárez Rendón, hace 480 años, su acta de fundación se conserva en el archivo histórico de Boyacá, según Viviana Ulloa coordinadora de esa entidad.  

“El acta de la fundación de Tunja, ya está restaurada por el archivo general de la Nación, la tenemos bajo custodia y esa acta fue emanada el 6 de agosto en 1539”, cuenta.

Durante esa dominación española, la ciudad fue de templos y conventos, se destaca su majestuosa catedral Santiago de Tunja, según lo reconoce el obispo de Cartago, José Alejandro Castaño.

“Fueron hechos por misioneros y misioneras comunidades religiosas que le dieron un entorno, un carácter religioso y un aspecto cultural. De tal manera que allí surgieron los colegios mayores, las universidades, la cultura y los grandes exponentes”, cuenta el obispo Castaño.  

Fue en Paipa, entre el tres y el cuatro de agosto de 1819 que Tunja se perfiló como epicentro del origen de los pueblos de América. “Bolívar la llamó, ciudad heroica, taller de la libertad”.

Carlos Andrés Amaya, gobernador de Boyacá reconoce de la importancia de la casona El Salitre en donde se planeó la toma a Tunja por parte del Ejército Patriota para abastecerse de telas, comida, recursos y hombres.  

“Para ello fue estratégico llegar primero a Tunja, porque era ganar la ciudad más importante para poder ganar la batalla del Puente de Boyacá”, explica Amaya.

Para Alberto Plata Rojas, miembro de la Academia de Historia, la victoria en el Puente de Boyacá fue el inicio de una nueva etapa de combates en otras regiones de Colombia que duró tres años, nueves meses y siete días. “Fueron necesario hacer varios combates, para liberar a Pasto, Cali, Palmira y la Costa y la batalla Bombona. Fue un trasegar largo”.

En la actualidad Tunja es una ciudad moderna, con un ambiente poderosamente intelectual, de cafetines, de una amplia gastronomía, de grandes eventos como el Festival Internacional de la Cultura y el Aguinaldo Boyacense.

Bien dice el historiador Javier Ocampo: "hoy Tunja es mestiza, es decir colonial y moderna.