Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

En esa región estamos presenciando una nueva versión de la parapolítica: Sanguino

Estas fueron las palabras del senador Antonio Sanguino, al referirse a la compleja situación de orden público del sur de Córdoba.

Al término de la reunión sostenida a  puerta cerrada  entre la Comisión de Paz del Senado de la República con los líderes sociales en riesgo de Tierralta, el congresista Antonio Sanguino, hizo un duro pronunciamiento al referirse a la compleja situación de orden público que enfrentan los municipios del sur de Córdoba. 

"Yo creo que en esa región estamos presenciando una nueva versión  de la parapolítica, que es la mezcla de mercados ilegales, estructuras criminales y actores políticos en el territorio y eso por supuesto pone en riesgo al tejido social y al liderazgo social y comunitario de esa región del país", estableció el congresista sanguino. 
 

Entre tanto, el senador Iván Cepeda, cuestionó al alcalde del municipio de Tierralta, Fabio Otero. El congresista respaldó la investigación que abrió la Procuraduría General de la Nación, en contra del mandatario por el caso de María del Pilar Hurtado. 
 

"Nosotros respaldamos la investigación que se está haciendo contra el señor alcalde quien tiene efectivamente un conflicto de intereses con relación a las tierras de su padre y eso tendrá en estos momentos que hacerse válido. Nosotros creemos que hay suficientes razones para que él sea destituido", precisó Cepeda. 
 

El senador Cepeda, agregó que conocieron varias denuncias relacionadas con falta de operatividad por parte de las autoridades para combatir a los grupos armados ilegales que hacen presencia en la región. 
 

"Hemos recibido múltiples denuncias acerca de que las estructuras sucesoras del paramilitarismo continúan actuando a lo largo y ancho del departamento sin que haya una acción eficaz por parte de las autoridades para combatirlas", anotó el senador. 

 

De otro lado, el senador Roy Barreras, aprovechó para hacer un llamado a los violentos y exigió mayores garantías por parte del Estado para las comunidades afectadas por los actores ilegales. 
 

"La Comisión de Paz cumple siempre con la tarea de escuchar las voces de todos, a los líderes sociales, los amenazados, las víctimas. Un mensaje a los asesinos, a quien vas a matar, no lo mates, es un ser humano y puede ser tu madre o puede ser tu hijo. A las autoridades, no importa la persona que haya sido amenazada, debe ser protegida  si eres Estado", señaló Barreras. 

Sin embargo, la senadora Paloma Valencia, considera que en desarrollo de este encuentro, debieron ser escuchadas más voces. 
 

"Yo lamento mucho que la reunión de la Comisión de Paz no haya sido lo que yo esperaba que era una reunión abierta, que era una reunión donde participaran todos los senadores y toda la ciudadanía que hubiera podido expresar,  además de las importantes apreciaciones que hicieron los líderes invitados. Hay que hacer una gran unión de todas las fuerzas políticas en contra de los narcotraficantes que son los que asesinan a los líderes sociales", indicó la senadora. 

Finalmente, La W también conoció la versión de Miguel Tordecilla, líder social y hoy aspirante a la Alcaldía de Tierralta,  quien actualmente estaría amenazado en un  panfleto firmado supuestamente por el Clan del Golfo, el cual circuló recientemente en esa zona del Alto Sinú. 
 

"Creo que fue algo muy bueno por parte de los senadores que estuvieron acá en Tierralta.  Esto nos da más seguridad de salir a las calles, de poder hacer nuestro liderazgo social como lo venimos haciendo, sin temor, sin miedo, pues es lo que ellos quieren, de cómo llegar a un diálogo con todas estas personas autores de los diferentes panfletos y de esta forma darle seguridad a todos los líderes sociales", manifestó el líder. 
 

Cabe indicar que, la visita de los senadores fue carácter humanitario con la finalidad de plantear alternativas tendientes a garantizar las labores que desarrollan los líderes sociales en Córdoba, principalmente en Tierralta, donde fue asesinada el pasado 21 de junio María del Pilar Hurtado. El hecho dejó a cuatro menores de edad huérfanos. 
 

Actualmente, en Tierralta están amenazados siete líderes sociales y aspirantes a cargo de elección popular. 
 

El municipio permanece militarizado.