Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Senador pide a disidentes de las Farc cesar ataques a la Guardia Indígena

El congresista y dirigente del pueblo Nasa, Feliciano Valencia, envió un mensaje a los grupos armados para que no sigan atacando a las comunidades en el norte del Cauca.

Senador y líder indígena, Feliciano Valencia . Foto: Colprensa

Durante una audiencia pública en el municipio de Toribío, Cauca, el senador de la República y líder indígena, Feliciano Valencia, expresó su repudio y preocupación por los hechos de violencia que se vienen registrando y que afectan a la Guardia Indígena.

Le puede interesar: Ejército custodió a periodista cuyo vehículo fue afectado en Toribío, Cauca

El congresista manifestó que después de casi 56 años de guerra, el Estado y las Farc se dieron cuenta que ese no era el camino, pues matándose entre colombianos no se iba a arreglar el País, “estábamos enfrentados pobres contra pobres, hicieron una profunda reflexión y firmaron unos acuerdos de paz, hace tres años”.

Agregó que 13.000 combatientes se acogieron a los acuerdos y están luchando para seguir los caminos de la paz. Sin embargo, señaló que de esa cifra unos 7.000 desertaron y se están organizando para retomar el camino de la violencia.

“56 años de guerra enferman, 56 años de violencia contaminan el corazón y el pensamiento. Hoy los que desertaron a la paz, quieren volver a rearmarse para seguir en guerra”.

El dirigente indígena dijo que estas estructuras, al ver que no tienen a quién enfrentar directamente están atacando a la Guardia, la autonomía y la soberanía territorial de los pueblos, “equivocados totalmente porque la estructura jerárquica se dio cuenta que la guerra no es el camino”.

Lea también: Denuncian amenazas a periodistas del norte del Cauca

Valencia aseveró que quienes asesinaron a Kevin, a Eugenio, al mayor Enrique y a los otros guardias, deben entender que la guerra no es el camino, “no es matando a la gente como se construye una sociedad diversa, los enemigos no somos nosotros”.

La reacción se dio luego de los recientes hechos de violencia que se han registrado en el norte del Departamento y que cobraron la vida de dos guardias indígenas.