Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

"El abrazo de la serpiente" toca una fibra sensible por sus personajes: Ciro Guerra

El director de la cinta que aspirará a una estatuilla en la edición número 88 de los premios Óscar ofrece detalles sobre el rodaje de la película.

Entro

Foto: Colprensa.

Corrimos un riesgo muy grande de que la película no se pudiera terminar: Ciro Guerra

La cinta de Ciro Guerra, en blanco y negro y ambientada en la Amazonía colombiana, competirá contra "Mustang" de Francia, "Son of Saul" de Hungría, "Theeb" de Jordania y "A War" de Dinamarca, por la estatuilla del Óscar que se entregará el 28 de febrero en el teatro Dolby de Hollywood.   Guerra, de 34 años y quien ya fue galardonado en el último festival de Cannes por su película protagonizada por los actores Jan Bijvoet (Bélgica) y Brionne Davis (EEUU), además de decenas de nativos amazónicos, expresó su alegría en Bogotá al conocer la postulación de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidense.
“’El abrazo de la serpiente’ toca una fibra sensible por sus personajes y su historia”, dijo el cineasta en diálogo con Feliz Regreso.   Con su equipo de producción compartió cinco años de trabajo y siete intensas semanas de rodaje en la selva de Vaupés, al sureste del país. Al respecto, el director manifestó que corrieron un riesgo muy grande de que la película no se pudiera terminar, debido a las difíciles condiciones de rodaje. Sin embargo, advierten Guerra y su esposa Cristina Gallego, la productora de la cinta, que éste transcurrió sin accidentes ni eventualidades.   Por otra parte, Guerra reveló que la cinta nunca estuvo inscrita en los Globos de Oro debido a que se les dijo que dicho trámite “tiene un presupuesto”. Por lo tanto, este fue un premio al que no pudieron optar.   “El abrazo de la serpiente” es un relato sobre los encuentros del chamán Karamakate con el etnólogo alemán Theodor Koch-Grünberg y el biólogo estadounidense Richard Evans Schultes en la primera mitad del siglo XX, fue, para Guerra, la oportunidad de mostrar la riqueza cultural y étnica de la Amazonía "a través del ojo mágico del cine".