Ciudades

Selecciona tu emisora

El teatro tiene como recompensa alegrías para el alma: Patricia Ariza

W Radio llega con El Encierro para hacer más agradable el aislamiento. La poeta, dramaturga y actriz colombiana conversó con Alberto Casas.

Patricia Ariza, desde El Encierro con Alberto Casas. Foto: El EncierroAlberto Casas Santamaría

El Encierro de este 24 de abril recibió a la poeta, dramaturga y actriz colombiana, Patricia Ariza. 

"Una artista que hace parte de la sustancia del teatro en Colombia, por eso reconocemos esa cultura como parte esencial de la idiosincrasia de un pueblo, y a quien le tenemos respeto y admiración", así le dio la bienvenida Alberto Casas. 

Patricia Ariza nació en Vélez, Santander. Es amante de Silvio Rodríguez e hija de un gaitanista y artesano. Estudió bellas artes en la Universidad Nacional en un tiempo de grandes conflictos. "La década de mayo de 1968 se caracterizó por tener un movimiento estudiantil muy fuerte. No terminé porque me ganó el teatro al que me llevó Santiago García", relató.  

Cuando estaba en la Universidad Nacional le gustaba asistir a las clases de Orlando Fals Borda. Para Patricia Ariza "era el centro independiente de pensamiento de Bogotá". Además disfrutó de muchas fiestas bohemias. 

Recordó a su padre quien "era muy politizado, se sabía de memoria los discursos de Gaitán. Me ponía un disco y me daba miedo. Pero ahora soy una gran admiradora de Gaitán". 

Eran cuatro hermanos porque una falleció. Desde muy pequeña se fue de su casa con los nadaístas. "Para esa época íbamos con un grupo grande de mujeres a jugar billar, nos vestíamos de determinada manera, éramos irreverentes, y muchas poetas". 

Sin embargo, dijo, era idealista, con sus compañeros se fue a una isla del pacifico durante cuatro meses en donde comían plátano y pescado a "formar una nueva sociedad, pero fue imposible". Su familia la fue a buscar y se la llevaron para Bogotá. 

"El teatro tiene como recompensa alegrías para el alma", expresó emocionada. A la par aprendió a entender que el proyecto teatral tiene que estar atravesado por las políticas públicas del país. Por lo tanto, es necesario formarse en otras áreas del conocimiento. 

Manifestó que para Santiago García la única posibilidad de haber logrado hacer teatro contemporáneo era con un grupo y una sala independiente. De ahí nace la Casa Cultural de Bogotá, no tenían para pagar el arriendo, "por fortuna el Concejo de Bogotá aprobó 300 mil pesos y con eso se compró el Teatro de la Candelaria", del que la fundación fue su tesis de grado.    

Finalmente resaltó la obra de teatro 'Guadalupe' que se convirtió en hito para este movimiento cultural, y que también es un musical profundamente colombiano.

Le puede interesar: A Duque lo van a juzgar por la manera como manejó esta crisis: Armando Montenegro

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir