Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Expresidente de Odebrecht negó pagos a congresistas ante la Corte Suprema

En declaración a una comisión que viajó a Brasil, Luiz Bueno negó haber pagado a congresistas a cambio de lobby político para beneficiar a la multinacional en Colombia.

Expresidente de Odebrecht negó pagos a congresistas ante la Corte Suprema. Foto: Getty Images

Continúa en la Corte Suprema el juicio contra los implicados en el caso Odebrecht. Por esa razón, este tribunal envió una comisión a Sao Paulo (Brasil) para que declarara el expresidente de esa multinacional, Luiz Bueno.

En el marco de este caso, La W conoció en primicia la declaración de más de una hora que Bueno entregó ante las autoridades colombianas respecto al proceso que se adelanta contra los exsenadores Bernardo “Ñoño” Elías Vidal y Plinio Olano.

El expresidente de Odebrecht reconoce que sostuvo reuniones con el senador Álvaro Uribe y agrega que estuvo en la Casa de Nariño con Plinio Olano, pero no con el “Ñoño” Elías. Además, revela que cuando llegó a Colombia, hizo “lobby” para llamar la atención en licitaciones, desde formadores de opinión como periodistas y hasta el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martin Caicedo.

Corte Suprema de Justicia: En el desarrollo de esas tareas que nos acaba de mencionar señor Bueno, para presentar a la organización en Colombia y viendo que (…) estaba anunciando la puesta en marcha de estas obras, de este proyecto de la Ruta del Sol, ¿con qué funcionarios públicos usted conversó para presentar la organización, la empresa?

Luiz Bueno: Yo conversé con mucha gente, ¿por qué? Porque, la verdad, la relación de la empresa en Colombia estaba demasiado antigua, entonces buscar citas (y) reuniones en este momento en Colombia era demasiado fácil para nosotros (…) porque Odebrecht tenía una (…) preeminencia muy fuerte en toda Latinoamérica (…) era muy fácil acercarnos a todos. Entonces yo conocí a mucha gente, todos los importantes formadores de opinión del país, los directivos de la empresa. Yo estuve con el presidente Uribe, yo estuve en la casa de Nariño, yo estuve con el senador Plinio Olano, yo nunca estuve –aprovecho para decir- yo no conozco al senador Bernardo Miguel Elías Vidal, nunca estuve con él, pero conocí mucha gente.

En ese momento, a Odebrecht le preocupaba perder las licitaciones en las audiencias. Por eso, se preocupó en asesorarse y fue allí como conoció al senador Plinio Olano. De esta manera, Bueno explicó la relación y cómo lo utilizó para llamar la atención del Ministerio de Transporte.

CS: Podría, señor Bueno, hacernos una narración lo más circunstanciada posible de cómo conoció a este congresista, qué relaciones se tejieron a partir del momento en que usted lo conoce hasta cuando vino de Colombia?

LB: Yo no me acuerdo quién fue la persona que me lo presentó, pero como les dije, yo hablaba con mucha gente y el senador creo que es (…) manejaba un tema  de infraestructura y la gente hablaba mucho del manejo de las audiencias y yo tuve conocimiento que el señor era una persona de posiciones muy fuertes, muy pragmático. Él fue una de las personas que yo utilicé para enviar el mensaje al Ministerio de Transporte para que se cumpliesen los pliegos y que no se pudiera tener un mal manejo. Yo me acuerdo también en ese momento que mucha gente estaba contenta y muchos políticos y el propio ministro Andrés Gallego estaba muy feliz con la llegada de Odebrecht a Colombia por el trabajo que nosotros estábamos haciendo en Perú con la construcción de la carretera Dicsa norte – Dicsa sur. Entonces Plinio fue una de las personas que yo utilicé para eso. Yo sé que usted me va a hacer una pregunta que la Procuraduría ya hizo y yo comprendí el tema de la autoincriminación, pero para ser un poquito más ágil, la pregunta es: ¿yo di plata o Plinio Olano me pidió plata? Yo nunca di un peso a Plinio Olano y él nunca me solicitó.

A mediados de 2012, cuando solicitaron el contrato de estabilidad jurídica, conoció a Otto Bula para que los apoyara en dicho “lobby”. De esta manera, delegó a Yesid Arocha para esa relación.

Finalmente, el magistrado auxiliar leyó la declaración del ex viceministro García, en donde explicaba que Luiz Bueno contaba con el “lobby” y las gestiones de Olano en el Congreso.

CS: Señor Bueno, la Corte tiene aquí un documento que corresponde a un interrogatorio que rindió el señor Gabriel Ignacio García Morales en la Fiscalía General de la Nación el 24 de febrero de este año, la cual alude a los nexos que había entre el exsenador Plinio Olano y la firma Odebrecht. Para evitar equívocos, voy a permitirme leer integralmente el texto de la manifestación que hizo Gabriel García Morales a la Fiscalía, para luego pedirle a usted, señor Bueno, que nos aclare esa situación o nos diga qué comentario tiene que hacer al respecto.

El señor García dice que en la primera semana de febrero de este año mencionó lo que he llamado la “estrategia de acoso” por parte de las diferentes personas, incluyendo medios, que se les veía interés en el proceso (…) se refiere al proceso de adjudicación de la Ruta del Sol. Una de las personas que mencionó como parte de esa estrategia fue el senador en ese entonces Plinio Olano del Partido de la U.

Olano hacía parte de la Comisión Sexta del Senado, la cual se encarga, entre otros temas, de obras públicas y transporte, por lo que le hacía control político al Ministerio y a las entidades del sector. “En una oportunidad, para las fechas del proceso, fui en remplazo del señor Ministro a la situación en dicha comisión, la actitud del señor Olano para conmigo fue tremendamente hostil, mucho más de lo que se acostumbraba en esos eventos. Una vez terminada la sesión, me manifestó su molestia por la forma como se le llevaban los temas en el sector, eso fue en el segundo semestre de 2009 y la licitación de la Ruta del Sol estaba en sus últimas etapas y yo ya estaba encargado del INCO. La molestia, en términos generales, era que había corrupción, desgreño (…) él fue muy grosero, incluso me dejó hablando solo y se fue”.

“Al día siguiente, en el Ministerio, fui a comunicárselo al ministro Andrés Uriel Gallego (que en paz descanse) y yo le comenté lo sucedido con el senador Olano. El ministro me dijo que era precisamente Plinio Olano quien menos podría quejarse de la situación del sector porque era el congresista, literalmente y abro comillas: “que más pedía y que más cuotas burocráticas tenía en el sector”. Me dijo igualmente que el rumor de la adjudicación a los Nule por parte mía se originaba en el dada la cercanía de su hermano Germán Olano a los Nule (…) más adelante en una de las reuniones con Bueno, este me manifestó que Olano era parte del equipo de ellos de Odebrecht y que él se encargaría de neutralizarlo, eso me lo dijo en una de las reuniones clandestinas que tuvimos en el apartamento de Juan Manuel Barraza. A la pregunta mía a Luiz Bueno de que si Plinio Olano se estaba beneficiando de Odebrecht, él me respondió que sí. Me dijo: “tranquilo, yo me encargo de eso”. Después de esa reunión, más nunca volví a saber de Plinio Olano, es decir, luego de haber sido Olano tan inquisitivo y haberme señalado nunca más supe de ninguna manifestación suya en contra mía, incluso si alguna vez me lo encontré en el Ministerio, nunca me saludó.

Entonces, señor Bueno, le pregunto qué nos podría decir usted de esa manifestación que hace el ex ministro.

Abogado: No, señores magistrados, antes de proseguir debo poner de presente que como esta declaración del viceministro García, de alguna manera, al haber sido hecha ante la Procuraduría bajo la gravedad de juramento, contendría alguna especie de cargo en relación con el señor Bueno. Teniendo en cuenta que el señor Bueno no ha renunciado a la garantía de no autoincriminación, yo pondría de presente, en primer lugar, que no es su deber contestar esa pregunta por la garantía constitucional que tiene, de no declarar contra sí mismo y, en segundo lugar, que el decidiera voluntariamente contestarla no sea bajo la solemnidad de juramento

LB: Pero doctor, no pasa nada, yo puedo contestar con tranquilidad (…) en el espíritu de colaboración, no pasa nada y yo vuelvo y digo, yo nunca di un peso a Plinio Olano y él nunca me pidió un peso, y me parece que parte de la declaración de Gabriel, es muy parecida con la mía porque probablemente Plinio Olano fue una de las personas con las que yo hablé para enviar el mensaje como yo dije hace poco, al Ministerio para que se cumpliesen las reglas de la audiencia de la Ruta del Sol, de los precios, que no hubiera mal manejo y parece que él dijo eso acá también, es lo que yo puedo decir.