Escuche ahora

Archivo W

Con Sebastián García (@JuanSeGarciaA


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Fiscalía crearía nueva sanción a jíbaros que induzcan a menores al consumo de drogas

El asesor del fiscal General, Majer Abushihab habló sobre los aspectos que deben tener en cuenta las autoridades para determinar si una persona es un consumidor o un jíbaro.

Abushihab aseguró que no quieren perseguir a los consumidores sino a los jíbaros que engañan a los menores para que consuman sustancias psicoactivas.. Foto: Getty Images

El asesor, Majer Nayi Abushihab, explicó en La W que la Fiscalía presentó al Congreso de la República un proyecto en el que propone sancionar drásticamente a quienes induzcan a los niños al consumo de drogas y los instrumentalicen para el narcomenudeo, penaliza a los expendedores que intentan escudarse en la dosis de aprovisionamiento y propone redefinir el tratamiento penal de los reincidentes. 

Según el fiscal hay un rezago en el tratamiento de varios fenómenos delincuenciales que aumentan en algunas zonas del país o mutaron, por eso se elaboró y presentó ante el Congreso de la República un proyecto de ley que propone una revisión de la sanción penal sobre diversos comportamientos a los que recurre el delito, y dotar a los fiscales y demás autoridades de mejores herramientas para combatir la inseguridad.

La medida incluye la penalización del porte en exceso de la dosis de aprovisionamiento. Sobre esto señaló que precisamente, que este es uno de los mayores desafíos al momento de judicializar a quienes venden drogas, “la comunidad sabe que alguien es un expendedor pero cuando es aprehendido por las autoridades dicen que son consumidores y saben cómo evadir la ley”.

Según explicó, en algunas oportunidades, implicará que no sea posible judicializar a los expendedores de drogas y, en otras, que los procesos penales inicien contra de personas que simplemente están dedicadas al consumo.

La norma propone crear un estándar claro, según el cual la dosis de aprovisionamiento no podrá exceder del doble de la cantidad establecida como dosis personal para las sustancias reguladas en la Ley 30 de 1986, y en el reglamento adicional que expida el Consejo Nacional de Estupefacientes, respecto de las nuevas sustancias.

Finalmente aclaró que con este proyecto “no buscamos perseguir a los consumidores si no a los jíbaros disfrazados de consumidores”.

Le puede interesar: