La W RadioLa W Radio

Actualidad

Haga lo que quiera: Julián Quintana, exdirector de CTI, al hacker Sepúlveda

Andrés Sepúlveda aseguró en La W que tiene pruebas sobre órdenes que le habría dado Julián Quintana para intervenir comunicaciones de periodistas, Quintana niega esta acusación.

Haga lo que quiera: Julián Quintana, exdirector de CTI, al hacker Sepúlveda

Haga lo que quiera: Julián Quintana, exdirector de CTI, al hacker Sepúlveda

28:44

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://www.wradio.com.co/embed/audio/366/3812874/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Luego de que a través de la W Radio se diera a conocer una denuncia interpuesta por el padre del hacker Andrés Sepúlveda en contra del ex director del CTI Julian Quintana, señalando que a su hijo se le han vulnerado sus derechos, obligandolo entre otras cosas a cambiar de abogado y a "chuzar" a periodistas, hablamos con el detenido para conocer mayores detalles de los señalado por su padre.

En diálogo con La W Radio, el "Hacker" Sepúlveda, confirmó la denuncia, afirmando que tras dos meses de permanecer recluido en el bunker de la Fiscalía, y al no ser sus anteriores abogados "afines a la Fiscalía", le fue solicitado cambiarlos, asumiendo su defensa el abogado Ignacio Londoño.

Lo anterior pese a que, según afirma el mismo detenido, había pagado por su defensa una "fuerte suma de dinero".  "No se me pidió, sino que se me obligó", afirma al respecto Sepúlveda, a la vez que denuncia presiones y amenazas en su contra: "Haga lo que le decimos o crea en la justicia", recuerda, era una frase empleada por los entonces funcionarios del sitio donde se encontraba detenido, en momentos en que afrontaba el inicio de la presión mediatica tras conocerse su caso. 

Sepúlveda señala que en aquel entonces sus visitas y llamadas eran "manipuladas por la Fiscalía", y que incluso llegó a ser amenazado, más puntualmente por el ex director del CTI, Julian Quintana, quien le advertía que si no colaboraba, otros miembros de su familia serían detenidos. 

"Estaba arrinconado", narra el detenido, quien pone como ejemplo de las supuestas presiones en su contra, un episodio en el que, según él, se le obligó a escribir una carta al entonces fiscal Eduardo Montealegre, agradeciendole por su condición de reclusión en el bunker de la Fiscalía. 

Sobre las imagenes reveladas por La W en días pasados, donde se mostraba al hacker con un diferentes elementos electrónicos con acceso a internet en su celda, Sepúlveda confirma que le fueron entregados por parte de la Fiscalía para "hacer unos favores", refiriendose a unas interceptaciones a una serie de periodistas, en época en que salió a la luz el escándalo de Natalia Spinger, y que involucraba algunos nombres de funcionarios de la Fiscalía.  Dentro de los nombres de periodistas que, según él, le solicitaron "chuzar", se encuentra el de Ernesto Yamhure. No obstante, Sepúlveda revela que él se opuso a realizar la operación solicitada, afirmando que "no quería más problemas".

"Yo nunca tuve un juicio justo", denuncia a la vez que afirma que durante su juicio fue obligado a dar dos entrevistas a medios de comunicación, declaraciones que asegura se hicieron bajo el "libreto de la Fiscalía". 

Dice que la denuncia fue hecha en 2017, y que volvió a salir a la luz, ahora que está próximo a su cumpleaños 34; el quinto en estado de detención,  gracias a los cambios en la Fiscalía, porque "se le quitó el miedo... nos cansamos de las amenazas y la persecución".

"Yo era la única persona allí que no tenía delitos de violencia, asesinatos", denuncia sobre sus condiciones de reclusión en la cárcel de Picaleña. "Los primeros 6 meses se sintió el castigo por haber dicho que no". 

Ante las fuertes denuncias hechas por Sepúlveda, afirma que tiene como probar sus aseveraciones, y menciona que tiene varios cruces de correo con el ex director del CTI.

El cara a cara: la respuesta de Quintana

Ante la acusación de Sepúlveda, el ex funcionario afirma que el detenido está "dolido", y que la sentencia en contra del hacker se dió en "franca lid", entendiendo que la reacción es "natural", a la vez que califica los señalamientos en su contra como falsos.

Quintana dice que los señalamientos de Sepúlveda son falsos, y dice que las acciones descritas por este "no tienen sentido", afirmando que el CTI contaba con toda la infraestructura y personal para hacer sus labores de inteligencia, negando así el haber tenido que recurrir a, como él lo califica, "un delincuente", a la vez que dice que durante el proceso en su contra, se comprobó que "no sabía ni chuzar una máquina de escribir". 

Dice que las denuncias hechas por Sepúlveda, hacen parte de un "complot político", y que la única explicación es que está "dolido", afirmando que quien llevó el caso no fue él, sino alguien que aún hace parte del ente fiscal.

"A mi si me parece grave que se le crea más a un delincuente que a las autoridades que, en su momento hicieron bien su trabajo", negando la existencia de correos y presiones descritas por el hacker.

"Él estaba totalmente monitoreado", explíca Quintana sobre el por qué de la ostentación de aparatos electrónicos, explicando que Sepúlveda tenía acceso a ellos, no para actividades ilícitas, sino como elemento que le permitía extraer el materia probatorio, en momentos en que oficiaba como testigo de la Fiscalía. 

Sobre la retractación de la Fiscalía en el caso del hacker, afirma que lo que ocurrió en ese momento es que se comprobó que Sepúlveda no sabía espiar ni interceptar, y su acusación cambió a ser "traficante de información". 

"Es una locura, quién le va a cambiar los abogados a ese señor", dice sobre las afirmaciones del hacker en referencia a la supuesta presión por parte de los funcionarios de la Fiscalía, para que sustituyera a sus defensores, negando que se hubiera "orquestado" algo desde la institución, calificando a su vez de "despropósito" que, desde los medios de comunicación, se diera espacio para que el hacker presentara o hiciera pública su denuncia. 

"No tengo rabo de paja, haga lo que usted quiera", "coja oficio", afirma Quintana.

 

Para finalizar, el hacker Sepúlveda cuestionó lo dicho por Quintana respecto a su incapacidad para cometer delitos informáticos, preguntando que de ser verdad, ¿por qué en su cimputación aún se le señala de delitos de ese corte?, y solicita a la UNP protección para él y su familia. 

 

 

Le puede interesar:

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad