Escuche ahora

Música W

con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Intentan salvar ayudas de camiones incinerados en frontera colombo-venezolana

Voluntarios que participan en la movilización de ayuda humanitaria a Venezuela desde Colombia intentaban este sábado salvar medicinas y alimentos de dos camiones incinerados.

La oposición venezolana afirma que los camiones fueron quemados en el puente que conecta a las dos naciones por la Policía que está del lado de Nicolás Maduro. Foto: Audrey Carrillo

En medio del caos que generó la quema de los camiones, civiles cruzaron al lado venezolano del Puente Internacional Francisco de Paula Santander para devolver a territorio colombiano algunas cajas con asistencia.

"Quemaron dos de las cuatro gandolas en territorio venezolano", dijo a la prensa la diputada opositora venezolana Gaby Arellano, quien se encontraba en el puente.

Los vehículos formaban parte de los 14 que salieron del lado colombiano del puente de Tienditas hacia Venezuela, después de que el mandatario de Colombia, Iván Duque, entregara la ayuda al jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, quien se proclamó mandatario encargado de su país en enero pasado.

Le puede interesar: Situación en la frontera ha dejado por lo menos cuatro muertos: secretario de la OEA

Los voluntarios que estaban en el lugar y otros más que viajaban sobre los camiones para intentar pasar a Venezuela trataron de proteger la carga.

No obstante, en imágenes difundidas en redes sociales se observa como, desesperados, hombres y mujeres se lanzaron para llevar hacia Colombia lo poco que las llamas no dañaron.

Para esto formaron una cadena humana con la que pasaron caja por caja de la ayuda hacia otros camiones que se encontraban intactos en el lado colombiano del puente Francisco de Paula Santander.

En medio de la confusión, los voluntarios taparon sus rostros con banderas y camisas para evitar que el efecto de los gases lacrimógenos lanzados por la Policía venezolana los afectara, según constató Efe.

En el lado colombiano del puente, uniformados de la Policía y de la Defensa Civil ayudaron a los voluntarios a subir a los camiones la ayuda rescatada.

La oposición venezolana, que no reconoce el nuevo mandato de 6 años que juró Nicolás Maduro el pasado 10 de enero, asegura que el país atraviesa una "emergencia humanitaria compleja" y ha pedido ayuda a la comunidad internacional para atenderla.

Lea también: Detalles sobre los miembros de la guardia venezolana que desertaron

Este sábado Guaidó, junto a los presidentes de Colombia, Iván Duque; Chile, Sebastián Piñera, y Paraguay, Mario Abdo Benítez; y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dio desde la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta la orden de salida masiva de la ayuda humanitaria hacia Venezuela pese al cierre en las fronteras ordenado por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Ante los disturbios por el bloqueo a la entrada de ayuda, Almagro afirmó que el régimen de Nicolás Maduro "hizo lo cobarde, lo indecente".

Por su parte, Duque pidió el cese de la "violencia" en la frontera entre los dos países, pues señaló que "desafortunadamente ha habido violencia por parte de la dictadura".

Cúcuta, capital del departamento colombiano de Norte de Santander, está comunicada por el puente internacional Simón Bolívar con la ciudad venezolana de San Antonio, en el estado Táchira.

El puente Francisco de Paula Santander une a Cúcuta con la localidad de Ureña, al igual que el de Tienditas, terminado en 2016 y nunca puesto en servicio, y en cuyo lado colombiano está almacenada la ayuda humanitaria para el país caribeño.

Un cuarto puente en la zona, el de La Unión, es una estructura más pequeña entre las localidades de Puerto Santander (Colombia), vecina a Cúcuta y la venezolana de Boca del Grita.