Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La millonaria mudanza temporal de las sedes del Mindefensa y las Fuerzas Militares

Aproximadamente 23.000 millones de pesos costará el arriendo anual de una nueva sede ante el "riesgo de colapso" del complejo militar que ha funcionado tradicionalmente en el CAN.

Noticia W Radio

De acuerdo a documentos oficiales, un temblor que ocurrió el pasado 9 de diciembre puso en riesgo la vida de centenares de funcionarios que trabajan en el complejo militar del CAN (Centro Administrativo Nacional), al advertirse de un inminente riesgo de colapso. 

Por ello el Ministerio de Defensa, el Comando General de las Fuerzas Militares y la Armada Nacional contrataron, de manera directa, el arriendo de una nueva sede cuyo costo anual asciende a 22.922 millones de pesos para la reubicación de 1909 funcionarios. 

Son 14 pisos y 297 parqueaderos ubicados en el proyecto inmobiliario Elemento, en la calle 26 de Bogotá. Cuando venza el contrato firmado con la empresa Fanoc Depanel, los funcionarios reubicados deberán regresar a las sedes del CAN pero a trabajar en módulos prefabricados que se ubicarán en el espacio que actualmente ocupan el campo de fútbol, los talleres de carpintería, la sala de escoltas y una de las áreas de parqueaderos.

“El término del arrendamiento inicialmente debe ser por un año, teniendo en cuenta que el Ministerio y la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco, esperan recibir la Solución Temporal de traslado de las instalaciones del Ministerio de Defensa Nacional y sus unidades ejecutoras a más tardar en Enero de 2020”, dice un documento oficial. 

(Le puede interesar: Luis Felipe Henao y Elsa Noguera son investigados por compra de nueva sede de Minvivienda)

La justificación de la contratación de la nueva sede en el edificio Elemento, realizada a finales de 2018, está en el “riesgo de colapso asociado con los hechos sobrevinientes, acaecidos el 9 de diciembre de 2018, con el propósito de garantizar la vida de los servidores públicos que allí laboran y la continuidad del servicio público de defensa y seguridad nacional”.

La vulnerabilidad del complejo militar del CAN no es un tema nuevo. Informes de 2005 y 2014 apuntan a un riesgo de colapso asociado a eventos sísmicos. Uno de los estudios dice que hay “alta vulnerabilidad ante la presencia de un evento sísmico, toda vez que la estructura no dispone de un amarre efectivo en el sentido longitudinal, no posee ductilidad, es muy flexible y presenta deformaciones excesivas”.

En otro se advierte que debido a la debilidad de las viguetas  y la inexistencia de vigas de amarre longitudinal, las viguetas fallarían al alcanzar su resistencia máxima ante una carga sísmica, advirtiendo que “automáticamente colapsaría toda la estructura ya que no tiene forma de redistribuir las cargas y por el contrario se sobreesfuerzan todos los elementos”.