Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Las medidas del Viceministerio de Turismo en Barú

Juan Pablo Franky afirmó que el turismo en Playa Blanca involucra una actividad económica a la comunidad pero que no se podría establecer de una manera productiva para todos.

Este tema desafortunadamente ha ido creciendo y no construye el turismo que queremos: viceministro de turismo Juan Pablo Franky. Foto: Colprensa

Desde Anato, el viceministro de turismo Juan Pablo Franky, en diálogo con La W se refirió al estado actual del sector turismo en el país, más específicamente a los retos que significan para el sector algunas irregularidades en escenarios como Playa Blanca, en Santa Marta.

Le puede interesar: Piden al Gobierno una mayor inversión en el sector del turismo

Según el funcionario, pese a ser uno de los destinos más bonitos del país, Playa Blanca, es un lunar en el sector turismo en tanto allí se ha venido desarrollando precisamente lo que no es deseable para las entidades turísticas del país.

Para Franky, es necesario desarrollar un turismo que responda expectativas internacionales, pero que a su vez sea responsable con el hábitat.

Y señaló algunos de los problemas que marcan el turismo en mencionada zona, reconociendo la existencia de cabañas sin servicios públicos, la presencia de operadores informales y de restaurantes que no cuentan con las mínimas condiciones higiénicas para prestar un servicio.

Lea también: Tenemos todo para convertirnos en una potencia del turismo: Juan Pablo Franky

El funcionario señaló que es necesario encontrar un mecanismo para conservar las condiciones económicas y turísticas de la zona, para no afectar los ingresos de los pobladores de la zona buscando abolir algunas de las problemáticas que marcan el sector, como el llamado turismo sexual y el microtráfico. “En los 4 km de playa no hay centímetro sin afectarse sin actividades ilícitas”, aseguró el viceministro.