Escuche ahora

Música W

con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Liberados 14 funcionarios de Ecopetrol que habían sido retenidos ilegalmente por comunidad

El hecho se presentó en el municipio de Toledo, Norte de Santander, donde un grupo de ciudadanos se tomó las instalaciones de una planta de gas.

Frustran secuestro en Cundinamarca. Foto: Colprensa

Los 14 trabajadores de la estatal petrolera colombiana Ecopetrol que fueron retenidos este sábado por al menos 100 personas que ingresaron sin autorización a la Planta de Gas Gibraltar, ubicada en el noreste del país, recuperaron la libertad, informaron este domingo fuentes oficiales.

"Ya están nuevamente en libertad. Las autoridades ya están dialogando con los manifestantes", dijo a periodistas el secretario de Gobierno del departamento de Norte de Santander, Luis Alberto Acevedo.

(Más noticias regionales en W)

La empresa manifestó ayer que "alrededor de 100 personas se tomaron de manera violenta la planta", ubicada en zona rural del municipio de Toledo, en Norte de Santander, al romper la malla externa de la instalación e ingresar "en forma abrupta poniendo en riesgo la vida de las personas y la operación e integridad" de la infraestructura.

Ante la situación, la Gobernación indicó en Twitter que llevó a cabo "un Consejo Extraordinario de Seguridad en Toledo con el objetivo de adoptar medidas que permitan garantizar la seguridad y convivencia ciudadana frente a la situación presentada en la Planta de Gas Gibraltar".

La liberación, que se produjo la noche del sábado, requirió la intervención de funcionarios de la Defensoría del Pueblo que dialogaron con los lugareños.

Sin embargo, los manifestantes permanecen dentro de la planta para pedirle a Ecopetrol y al Gobierno nacional el cumplimiento de varios acuerdos firmados en 2016.

(Lea en W: Ecopetrol confirma atentado  en zona rural de Toledo, Norte de Santander)

"Ecopetrol no ha cumplido con los compromisos adquiridos en las mesas de trabajo. Se han dedicado desde que se dejó la mesa a realizar actividades en la planta irrespetando a las comunidades", sostuvieron los lugareños en un comunicado.

En concreto, los pobladores piden mejoras laborales, inversión social y reparación de las vías de la zona.

La Planta de Gas Gibraltar suspendió sus operaciones por un mes en 2016 debido a que un grupo de indígenas u'wa y motilón-barí se tomaron las instalaciones para reclamar como suyo ese territorio.

También, en marzo de 2017 Ecopetrol denunció una serie de atentados contra la infraestructura del Oleoducto Caño Limón-Coveñas, uno de los más importantes del país, que afectaron a la planta