Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Mancuso dice que la Policía y el Ejército colaboraron con masacres

El extraditado cabecilla paramilitar Salvatore Mancuso, reveló desde Washington en una videoconferencia que las autodefensas contaron con la ayuda de la Policía y el Ejército para cometer las masacres de El Aro y La Granja, en jurisdicción de Ituango, Antioquia, entre el 11 de junio de 1996 y el 12 de noviembre de 1997.

El extraditado cabecilla paramilitar Salvatore Mancuso, reveló desde Washington en una videoconferencia que las autodefensas contaron con la ayuda de la Policía y el Ejército para cometer las masacres de El Aro y La Granja, en jurisdicción de Ituango, Antioquia, entre el 11 de junio de 1996 y el 12 de noviembre de 1997.

Mancuso sostuvo que el desaparecido jefe de las AUC, Carlos Castaño, le dijo que el apoyo logístico para perpetrar la matanza, fue suministrado por el entonces comandante de la Cuarta Brigada del Ejército, a quien identificó como el “general Ospina”, hoy en retiro.

Salvatore Mancuso manifestó que se reunió por lo menos en 10 oportunidades con el fallecido ex secretario de Gobierno de Antioquia, Pedro Juan Moreno Villa, para la creación de las Convivir en ese departamento.

Según Mancuso, las Convivir en Antioquia tenían como misión apoyar al Ejército y recaudar los aportes económicos para las AUC.

De igual forma, el ex jefe paramilitar dijo que la masacre de El Aro, en la que fueron asesinadas 15 personas, fue coordinada por Carlos Castaño, además manifestó que ese operativo tenía como fin abatir a varios integrantes del secretariado de las FARC que supuestamente estaban en la zona.

Mancuso incluso señala que un helicóptero de la guerrilla ingresó a El Aro y sacó de la zona al cabecilla guerrillero, alias “Iván Márquez”. También manifestó que la zona fue sobrevolada por un helicóptero de la gobernación de Antioquia.

Sobre la presencia paramilitar en Norte de Santander, Mancuso dijo que en 1996, todos los policías y los altos mandos militares de La Gabarra, Tibú y Puerto Santander, estaban en la nómina de las autodefensas.