Escuche ahora

Música de hoy y siempre [sábados]

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Medellín, 'La Ciudad de la Eterna Primavera', se llena de flores y colores

Medellín, la localidad colombiana conocida como "la Ciudad de la Eterna Primavera", se ha llenado de flores y colores con motivo del tradicional desfile de "silleteros" en la que es una de las ferias más importantes del país.

Entro
Medellín, la localidad colombiana conocida como "la Ciudad de la Eterna Primavera", se ha llenado de flores y colores con motivo del tradicional desfile de "silleteros" en la que es una de las ferias más importantes del país.

La Feria de las Flores tiene como evento central este desfile, reconocido desde 2003 como patrimonio cultural de Colombia, en el que 500 campesinos de las montañas de Santa Elena recorren las calles de la capital antioqueña llevando a sus espaldas creaciones florales consideradas auténticas obras de arte que sustentan en una estructura similar a la de una silla, de ahí su nombre.

Martín Atehortúa Londoño, silletero de una de las familias tradicionales del desfile, explicó a Efe la esencia de esta feria: "Disfrutamos haciendo este arte para que cada 7 de agosto mucha gente disfrute de lo que sabemos hacer, que es símbolo de Medellín y patrimonio nacional".

Vestidos con sus atuendos tradicionales, los silleteros cargaron estos arreglos florales, que pueden llegar a pesar más de cien kilos, durante el desfile al que asistieron cera de 700.000 personas que los animaron y agradecieron su esfuerzo mientras que un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana lanzaba pétalos desde el cielo.

Gladiolos, claveles criollos, caléndulas, geranios, azucenas, hortensias, dalias, margaritas, chispas, pensamientos, pascualitas, lirios de champa o alelíes son sólo algunas de las 60 variedades de flores de las silletas que compiten en cuatro categorías: la emblemática, la monumental, la tradicional y la comercial.

La silleta emblemática busca sensibilizar al público a través de mensajes sobre su actuar en la sociedad; tiene una medida máxima de 1,50 x 1,80 metros, y suele estar armada con figuras en relieve.

La monumental, que destaca por la variedad de flores puestas en ramilletes y sueltas, es la más grande y puede llegar hasta los 2,30x2, 30 metros.

La silleta tradicional, por su parte, es una de las más emotivas, ya que con ella se inició el desfiles hace 52 años; compuesta por un mínimo de 15 variedades, las flores no pueden repetirse ni vertical ni horizontalmente.

Por último, la comercial está patrocinada por instituciones y empresas privadas que financian a los creadores para que reproduzcan los logotipos y mensajes de las marcas.

En el siglo XIX, los campesinos utilizaban unos armazones de madera en forma de silla que cargaban en sus espaldas para transportar a los enfermos y a los ancianos.

Los cultivadores y floricultores de Santa Elena fueron los primeros en utilizar este medio para llenarlo de flores y bajarlas hasta Medellín, capital del departamento de Antioquia, donde las vendían.

En 1957 la Oficina de Fomento y Turismo de la ciudad organizó una fiesta a la que fueron invitados 40 silleteros de Santa Elena para que desfilaran con sus flores.

El éxito fue rotundo y año tras año se congregaban multitud de personas para admirar a los campesinos que portan las sillas cargadas de flores.

Debido al número de silleteros que cada año se iba incrementando, los organizadores de la feria limitaron participación, y en la actualidad desfilan 500, de los cuales 50 son niños y 50 jóvenes que colaboran en mantener las tradiciones familiares.

Londoño, Atehortúa, Grajales o Sánchez son apellidos de generaciones de silleteros que han pasado el legado de padres a hijos y que participan año tras año en esta gran fiesta de las flores. EFE