Escuche ahora

La música del mundo

Con Sebastián García (@JuanSeGarciaA)


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Menor herida en bombardeo sí es indígena, pero del Eln: FF.MM.

Así lo indicó el general Alberto José Mejía, comandante de las Fuerzas Militares. Organizaciones indígenas dicen que bombardeo fue muy cerca de la población.

Tras las denuncias de las comunidades indígenas por un bombardeo contra el Eln en el Chocó, que dejó una menor herida, el comandante de las Fuerzas Militares, general Alberto José Mejía, aseguró que la joven sí hace parte de las comunidades pero que se encontraba en un campamento de la guerrilla pues habría sido reclutada por esta agrupación. 

El consejero mayor de la ONIC, Luis Fernando Arias, aseguró que la menor indígena que perdió sus extremidades no hace parte de ningún grupo armado y por el contrario la comunidad indígena tiene la hipótesis de que la Fuerza Pública por dar resultados termina afectando la vida de civiles. "Es muy raro que ahora el Ejército diga que la menor era del Eln", afirmó en La W. 

(Le puede interesar: Defensoría confirma que Fuerza Aérea bombardeó una comunidad indígena en el Chocó)

El consejero le pidió al Gobierno  que se garantice el derecho a la vida de las Pueblos y Comunidades Indígenas que hoy están en medio de los ataques en contra del Eln.

Ante esto, el general Mejía indicó que tanto la menor, identificada como Natalia, así como alias Yair, el otro herido durante la operación, están plenamente identificados por inteligencia militar como miembros del Eln  y que incluso aparecen en fotografías vestidos de camuflado y portando fusil. 

Explicó que luego del bombardeo se dificultaron las condiciones climáticas por lo que las tropas no han podido llegar al sitio, pero que los dos heridos fueron atendidos por la Armada Nacional.  "Los helicópteros no pudieron entrar inmediatamente y ahí tuvimos una dificultad. Esto permitió que dos guerrilleros heridos que no estaban en el centro de la acción pudiesen huir. Uno es alias Yair y otro alias Natalia. Estos dos guerrilleros huyen del sitio, llegan heridos a una comunidad que informa que hay unos heridos y la Defensoría del Pueblo se entera. En uno de nuestros anillos la Armada recibe a estos guerrilleros, les brindan los primeros auxilios y fueron evacuados a un hospital en Buenaventura". 

(Lea también: Rodrigo Rivera considera que el comando central del ELN se 'lava las manos')

Agregó que Natalia "sí es una niña indígena pero del Eln, reclutada y sometida por el Eln, que se encontraba en el campamento y que durante la acción hacía parte de la estructura de este frente". 

Sobre la cercanía del bombardeo con la población civil, denunciada por las comunidades indígenas, dijo que "la  población más cercana queda a 5 km, así que las posibilidades de que nuestra Fuerza Aérea cometa un error son cero. Cada semana tenemos paquetes de inteligencia en donde no damos la autorización de bombardeo porque el equipo de evaluación de esto nos presenta un análisis del daño colateral. Es un campamento en la mitad de la selva sobre el río Tordó. Si usted está en este sitio, estaba en el campamento y hace parte de la comisión de alias Estacio o alias Anderson". 

Por otra parte, el general Mejía también que sí hay información de que ciudadanos venezolanos hacen parte del Eln y que los jefes de esa guerrilla viven en el vecino país. "En los últimos 20 días hemos capturado y dado de baja a 6 cabecillas del Eln que son los que están dando la cara en Colombia, son desconocidos porque los verdaderos jefes están por fuera del país", dijo.  

Respecto a las cifras de asesinatos de líderes sociales en el país, que ya son 21 en lo que va del 2018, el general Mejía indicó que "el asesinato de líderes sociales sí nos importa, es simplemente una tragedia, refleja la enfermedad de un país que sigue siendo violento". Por esto dijo que se está llevando a cabo el plan militar Horus, con el que 600 unidades de la Fuerza Pública se desplazan a 595 veredas para hacer presencia.