Escuche ahora

Música de hoy y siempre [sábados]

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Motivos para negar objeciones JEP son una ‘leguleyada’, nos insinuó embajador EE. UU.

El representante a la Cámara, David Racero, confirmó que congresistas se sintieron presionados durante el desayuno con el embajador Kevin Whitaker.

Nosotros le dijimos a Whitaker que respetábamos su opinión, pero que ese tipo de comentarios los rechazábamos y que nos manteníamos en nuestra posición sobre las objeciones a la JEP: representante a l. Foto: Colprensa

“Sí sentimos presiones durante el desarrollo de la reunión”, aseguró en diálogo con La W en Representante a la Cámara de la lista Decentes, David Racero, al referirse a la manera como el embajador de Estados Unidos Kevin Whitaker, abordó con ellos su apoyo a las objeciones presidenciales a la JEP.

Racero aseguró que él y sus compañeros, quienes radicaron la ponencia negativa contra las objeciones en el Congreso, asistieron al desayuno de buena fe, para tener un diálogo tranquilo, que se enrareció cuando sintieron que Whitaker les insinuó que podían pasar por encima de las decisiones de la Corte.

Le puede interesar:

“Cuando le dijimos que nuestro problema con las objeciones principalmente era un asunto jurídico antes que político, en el fondo eran objeciones por inconstitucionalidad (...) él nos dijo palabras más, palabras menos, eso es una leguleyada, así nos dijo, eso es una leguleyada, ustedes tienen autonomía, más allá de lo que pueda decir la Corte y eso ahí no nos empezó a gustar”, aseguró el Representante a la Cámara.

Según el parlamentario, el embajador norteamericano fue más allá al asegurar que para él y su gobierno, las objeciones a la JEP del presidente Duque eran importantes, y su aprobación o no podría tener consecuencias en las relaciones bilaterales.

“A parte de decirnos leguleyos por estar defendiendo las sentencias de la Corte y la Constitución que es gravísimo porque casi como que nos invita a decir ‘no, pasen por encima’, hay un segundo elemento y es que nos dice que, en el país de él, hay personas que de pronto se podrían perturbar porque de pronto estas objeciones se cayeran”, afirmó David Racero.

La molestia de los congresistas que se oponían a las objeciones JEP fue evidente, según Racero, cuando Whitaker insinuó, que lo que sucediera en el Congreso, tendría consecuencias.

“Sí así nos dijo, puede haber consecuencias, tanto así que nos alcanzó a decir que el gobierno norteamericano financia muchas cosas, da un apoyo económico para el país y que ojalá este tema de las objeciones no genere un inconveniente para este tipo de apoyo”, aseguró.

El congresista agregó que él y sus compañeros tuvieron una respuesta digna dándole a entender al embajador de Estados Unidos, que respetaban su opinión, pero no la compartían, porque no podían pasar por encima de las decisiones de la Corte ni de la Constitución.

Nos dijo que revisáramos bien si podíamos apoyar esas objeciones, no nos dijo de frente que votáramos, pero sí nos dijo, nos invitó como a revisar bien... que él veía que esas objeciones presidenciales eran consecuentes y racionales y que evidentemente nosotros podríamos analizarlas a profundidad porque le parecían pertinentes”, puntualizó el congresista de la lista Decentes.

Tras este momento de tensión, se concluyó rápidamente el desayuno, en el que no se tocó con nombre propio el tema de Jesús Santrich, aunque el embajador norteamericano sí expresó preocupación por conocer si los procesos que lleva la JEP afectarían o no las extradiciones.

Tras el incómodo encuentro en el que también estuvo el representante uribista Álvaro Hernán Prada, los 5 congresistas en contra de las objeciones presidenciales a la JEP, fueron al Congreso a radicar la ponencia negativa contra la propuesta del gobierno de Iván Duque.