Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

No vamos a renegociar el Acuerdo de paz: Pastor Alape en su visita a Riosucio, Caldas

Pastor Alape aseveró que 'el acuerdo no se va a renegociar porque ya no son las Farc, ya que ellos negociaron cuando eran un grupo armado'.

No vamos a renegociar el Acuerdo de paz: Pastor Alape en su visita a Riosucio, Caldas. Foto: Adrián Rodríguez

El ex integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Pastor Alape, indicó en su visita al municipio de Riosucio en Caldas que el Acuerdo de paz no se va a renegociar porque ya no son las Farc, ya que ellos negociaron cuando eran un grupo armado, y ahora son la fuerza alternativa que funciona como un partido político, el cual es fruto de la paz, y que pese a todas las trabas que pueda poner el nuevo gobierno van a enfrentarlas con los instrumentos de la democracia y en el marco de la congracias.

José Lisandro Lascarro, alias Pastor Alape, aseveró también que:

“Quitaremos la mirada del pasado, y los eventos que se están haciendo en los territorios es para poder empoderar a la ciudadanía para que garanticemos la no repetición del conflicto armado”.

Referente al proceso que lleva el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, Lascarro contestó a los micrófonos de W radio que: “más desde lo técnico y lo jurídico, la preocupación es que el ex presidente no asuma la instancia que se estableció para que haya justicia en este proceso. Acerca del punto final del Acuerdo sobre la impunidad, nosotros establecíamos una jurisdicción exclusiva que no ha tenido ningún proceso en el mundo; tal vez el General Montoya asuma la JEP (Jurisdicción Especial para la Paz) con un mensaje claro al Gobierno y sobre todo a las pretensiones del Centro Democrático de establecer una Sala especial para los militares y garantizar impunidad”.

También se refirió al ex presidente Uribe, con una preocupación porque tal vez él no asuma la instancia que se estableció para cerrar la injusticia en este proceso del Acuerdo de paz, y esto podría generar mayor polarización en el país.

Respecto a las víctimas del conflicto armado, que es el proceso que se está llevando a cabo en el país, son varias las comunidades que se vinculan con la Agencia para la Reincorporación y la Normalización. En el caso del departamento de Caldas, las comunidades vinculadas son las indígenas que se encuentran en el municipio de Riosucio donde cerca de 40 ex integrantes de las FARC están reintegrándose y reincorporándose a la vida civil, de anotar que en este municipio se tuvieron 5.411 hechos victimizantes de grupos de las FARC y paramilitares, además, cabe recordar que el 8 de junio del año 2003 el Bloque Cacique Pipintá desencadenó una masacre a varios indígenas Embera Chami del resguardo Cañamomo- Lomaprieta.

José Lisandro mencionó que las comunidades indígenas son los espacios donde estos ex integrantes de las FARC están socializando y resocializando a aquellas personas que tuvieron una infancia tortuosa a causa de la guerra, además algunos de los que no han vivido directamente el conflicto son los que hacen más oposición al Acuerdo de paz, de alguna manera porque son sectores que se fortalecieron económicamente en el marco del conflicto armado, las víctimas han sido despojadas y hoy están en una pelea diaria por mejorar sus condiciones de vida y sobre todo de inclusión, de allí que siempre han estado abiertas a que este proceso avance y a que se cierre la posibilidad de que se vuelva a repetir esta tragedia.

Lascarro hizo un llamado a los disidentes para que se enfoquen en una política de seguridad acompañada de inversión social y garantías de vida, de lo contrario a través del miedo se fortalecerán nuevamente las estructuras dedicadas a la violencia.