Escuche ahora

Amanecer W

Con Wendy Lazcano y Luis Zambrano


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Alfonso Prada advierte que no hubo ningún acto irregular en licitación del SENA

Prada manifiesta que Piedad Jiménez no es abogada y, precisamente, por eso contrató a los mejores abogados, para que la asesoraran en esa decisión.

Alfonso Prada, exdirector del SENA. Foto: Colprensa

En diálogo con La W, el ex director del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), Alfonso Prada, hizo referencia a la sanción que la Procuraduría General de la Nación impuso con destitución e inhabilidad por 13 años a la exdirectora del SENA, Piedad Jiménez Montoya. Esta decisión procedió por adjudicar, de forma irregular, un contrato de más de medio billón de pesos para la prestación, integración e interoperatividad de servicios de servicios de tecnología en la entidad.

Prada afirma que todavía existe un recurso ante la Procuraduría y que espera que este salga a favor de la funcionaria, teniendo encuesta que ella actuó de manera correcta confirme a lo que dictaba la ley.

Para Prada, la decisión se basa en que Jiménez tenía la experiencia para haber rechazado el concepto jurídico de dos de los mejores abogados del país en materia de contratación pública: José Luis Benavides y Saturia Esguerra Portocarrero. Estos le indicaron cómo debía aplicar la fórmula económica para la evaluación y calificación de las propuestas.

Sin embargo, Prada manifiesta que “Piedad Jiménez no es abogada y, precisamente, por eso contrató a los mejores abogados, para que la asesoraran en esa decisión”. En consecuencia, la experiencia y el conocimiento específico que le exigen a Jiménez es en temas jurídico y ella no la tiene, no es abogada ni tiene formación jurídica, ella es administradora y especialista en finanzas.

Para el ex director del SENA, esto es netamente un problema jurídico que consiste en saber si estaba permitido o no en los pliegos aplicar la fórmula como lo proponían los dos juristas Benavides y Esguerra.

Finalmente, Prada afirma que en esta investigación no hay dolo y no se cuestiona la gestión y eficiencia de la señora Jiménez: “Es decir que no hay corrupción ni nada parecido. Es solo un tema de interpretación jurídica bien sustentada y asesorada”.

Sobre la fotografía en la que aparece con el presidente de Telefónica, Prada asegura que es una imagen mal interpretada.

Esa imagen fue remitida y analizada a fondo en la Procuraduría que falló ordenando el archivó el caso, “por haber sido un encuentro casual de dos minutos en El Nogal mientras yo esperaba al viceministro de Trabajo de la época y el señor Gómez su turno para algún servicio en el club. La sacan de contexto, evidentemente”.